Moscú expulsa a dos funcionarios de la OTAN tras la crisis de los espías rusos

BRUSELAS- Rusia volvió a poner ayer en un aprieto a Europa y Estados Unidos, embarcados en una etapa de normalización de las relaciones con el Kremlin. Moscú expulsó a dos funcionarios de la representación de la OTAN en aquel país. La decisión llegó una semana después de que la Alianza echara a dos consejeros que trabajaban para la delegación rusa en Bruselas, al considerar que realizaban tareas de espionaje.

Según explicaron fuentes de la embajada rusa ante la OTAN, su reacción fue la respuesta «común» a la actuación previa de las democracias occidentales. Por su parte, la Alianza «no considera que haya justificación alguna» y «lamenta mucho la acción rusa». No obstante, según informó en un comunicado ayer, mantiene la decisión acordada en la cumbre de Estrasburgo-Kehl del pasado mes de abril de continuar con el proceso de reenganche con Rusia, tras el golpe que supuso para las relaciones la guerra de Georgia del pasado verano. Aunque su capacidad de trabajo en la potencia euroasiática vaya a quedar mermada, la OTAN no tiene intención de modificar su actitud hacia Moscú ahora que la Administración Obama ha «reiniciado» también las relaciones con Rusia.

Maniobras conjuntas

El Kremlin decidió retirar el estatus diplomático, finalizando así su misión, a Isabelle François y Mark Opgenroth, que ocupaban respectivamente el cargo de director y subdirector de la Oficina de Información de la OTAN en Moscú. Con este último capítulo, Rusia espera zanjar la tensa partida de ajedrez que han mantenido los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría desde el pasado verano.

La decisión del Gobierno de Vladimir Putin llegó sólo un día después de que la sombra de unas maniobras que la OTAN realiza en Georgia desde ayer fuera utilizada por el presidente del país, Mijail Saakashvili, para culpar a los rusos de la sublevación protagonizada por un batallón de blindados.

Sin embargo, según indicaron desde la embajada rusa, la réplica no responde a los ejercicios de los aliados en su frontera, sino a la expulsión de dos diplomáticos de las oficinas de la OTAN: Victor Kochukov y Vasili Chizhov, este último hijo del embajador ruso ante la UE. El último gesto del Kremlin deja aún más en el aire el encuentro ministerial entre ambas partes, el primero que se debía celebrar tras la guerra de Georgia, programado para el 19 de mayo, y que ya había sido pospuesto.DATOS1.100 militares de la Alianza. Dirigidos por el general español Miró Valls participan en las maniobras que la OTAN realiza en Georgia hasta junio.

2011: comienza el rearme. Es la fecha de inicio que ha establecido Moscú para comenzar un rearme a gran escala en respuesta a la OTAN.

7.600 tropas rusas. Son los efectivos que Rusia mantiene en Abjasia y Osetia del Sur desde que lanzara las operaciones en verano pasado.