Nadie quiere a los ingleses

Nadie quiere a los ingleses
Nadie quiere a los ingleses

MADRID- Los cuartos de final de la Liga de Campeones han vuelto a convertirse en un Inglaterra contra todos. Igual que sucedió el año pasado, cuando sólo el Barcelona y el enfrentamiento entre Arsenal y Liverpool evitaron unas semifinales completamente inglesas. Los equipos de Wenger y Benítez repiten, y con ellos el Chelsea y el Manchester United.Esos cuatro son los que quieren evitar Barcelona y Villarreal, que tampoco quieren cruzarse entre ellos. Las alternativas, entonces, son escasas. Sólo quedan el Bayern de Múnich, que no atraviesa sus mejores momentos a pesar de las dos goleadas contra el Sporting de Portugal en octavos, pero que sigue siendo un rival incómodo, y el Oporto, que eliminó al Atlético de Madrid. En esta ronda ya se han eliminado todas las restricciones para el sorteo, en el que cualquiera puede emparejarse con cualquiera, aunque sean dos equipos del mismo país o hayan coincidido en la fase de grupos.El jugador del Barcelona Gudjohnsen, que jugó durante varias temporadas en el Chelsea, encuentra una explicación para el dominio inglés. «En los últimos diez años han sabido combinar el fútbol físico inglés con el talento procedente del continente, gracias a la presencia de entrenadores y jugadores europeos. Han mejorado mucho y los resultados lo demuestran», asegura. Entre los ingleses, al que menos apetece enfrentarse es al Liverpool, especialmente después de sus dos exhibiciones consecutivas contra el Real Madrid y el Manchester United. El equipo de Rafa Benítez es especialista en las eliminatorias a doble partido. Desde que llegó el técnico español, ha ganado una final, ha perdido otra y el año pasado fue eliminado en semifinales por el Chelsea. Un enemigo poco recomendable, como recuerda el consejero delegado del Villarreal, José Manuel Llaneza: «A estas alturas elegir quién te gustaría o no es complicado, pero no me gustarían como rivales ni el Barcelona ni el Liverpool. Dos clubes que por muchas cosas no me apetece ver».«Lo más complicado sería encontrarse con uno de los cuatro ingleses», admite el barcelonista Hleb. Y a su ex equipo, el Arsenal, lo prefiere «en la final».Hoy a las 12:00 también se sortearán las semifinales y el equipo que hará de local en la final.