Ocho bebés desaparecidos en la «fosa del Estrecho»

madrid- La tragedia vuelve al Estrecho. Al menos una veintena de inmigrantes de origen subsahariano se encontraba desaparecida, al cierre de esta edición, tras naufragar ayer la embarcación neumática con la que intentaba cruzar el Estrecho de Gibraltar y alcanzar las costas de Tarifa (Cádiz). Ocho eran niños con edades comprendidas entre tres meses y cinco años, según relataron los inmigrantes poco después de ser rescatados. Los subsaharianos se habían lanzado a la aventura el miércoles, al anochecer, desde algún punto de Tánger, pero sobre las cuatro de la madrugada del jueves y cuando se encontraban a unos 18 kilómetros al suroeste de Tarifa empezaron a sufrir las consecuencias de un mar embravecido y el viento de Poniente. A esa hora, «un golpe de mar arrojó al agua a una decena de ocupantes de la embarcación y, poco después, el fuerte oleaje acabó volcando la patera», manifestó a este periódico el coordinador de Protección Civil en Tarifa, Rodrigo Serrano. Subidos al casco Los inmigrantes detallaron que ocupaban la embarcación entre 40 y 62 personas pero, cuando los equipos de rescate llegaron al lugar de la tragedia hallaron sólo a 22 personas que lograron salvar la vida subidos, durante más de cinco horas, al casco. Once eran varones y otros tantos mujeres, una de ellas embarazada. Los inmigrantes fueron localizados a las 9:10, después de que Salvamento Marítimo iniciara un dispositivo de búsqueda liderado por la «Salvamar Alkaid» y la colaboración del helicóptero «Helimer 209», al que se unió la patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil. Hipotermia Sólo un hombre y la mujer embarazada fueron trasladados a un centro de salud, ya que presentaban síntomas de hipotermia, según informó el servicio de emergencias de Andalucía 112. Su estado «no es grave», matizaron. Resulta llamativo que, precisamente, en esta patera se hubieran embarcado familias enteras. «Un varón se lamentaba de haber perdido a su mujer y a sus dos hijos; otra mujer lloraba porque no habían podido salvarse su marido y su hijo, y otra relató que la acompañaban sus dos hermanos en la travesía y ambos se encontraban en la lista de los desaparecidos», añadió Serrano. La Subdelegación del Gobierno de Cádiz detalló que el rescate se produjo en aguas jurisdiccionales de Marruecos, aunque España realizó la operación de salvamento en virtud de los convenios internacionales que atribuyen a nuestro país las competencias de rescate y salvamento. Operativo de rescate Ahora, el avión «Seviola 2» de Salvamento Marítimo, un helicóptero y una patrullera de la Guardia Civil, así como el remolcador «Luz del Mar», también de Salvamento, trabajan en el rescate de las personas que supuestamente cayeron al agua y se ahogaron, según el testimonio de los subsaharianos.