Ocho de cada diez ciudadanos se oponen a la subida de los tributos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los españoles defienden una bajada del tipo nominal del Impuesto de Sociedades, al considerar que ello repercutiría positivamente sobre el empleo. En este sentido, el 77,2 por ciento de los encuestados aprobaría la rebaja de las cuotas sociales a las empresas si con ello se reactivara el mercado laboral y se creasen nuevos puestos de trabajo. Esta respuesta es ampliamente mayoritaria en todas las franjas de edad. En cambio, sólo el 15,9 por ciento expresó una opinión contraria a la rebaja de las cuotas sociales empresariales, tal como propugna la patronal CEOE.

 

Junto a ello, más de 8 de cada 10 españoles, en concreto el 81,6 por ciento, rechazan la idea de que una subida de impuestos favorecería la creación de puestos de trabajo. Más bien, la relacionan directamente con la destrucción de empleo. En todos los segmentos de edad de la población se opina abrumadoramente de este mismo modo. El porcentaje de quienes manifiestan un criterio distinto no llega al 16 por ciento. Impuestos «autonómicos» Por otro lado, los impuestos que pagan los españoles no debería depender de la comunidad autónoma en la que residan. Así, al menos, se desprende del resultado de la encuesta de NC Report para LA RAZÓN. En este sentido, el 62,4 por ciento de los españoles se niegan a que las comunidades puedan crear nuevos impuestos para obtener nuevos ingresos, frente al 28,5 por ciento que se muestra favorable a ello.

 

El porcentaje mayor de quienes respaldan esa posibilidad se sitúa en el 31,8 por ciento, correspondiente a los jóvenes menores de 29 años. En esa misma franja de edad, los que la rechazan superan el 59 por ciento. Ese criterio mayoritario se mantiene a la hora de expresarse respecto a la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, tal como ya se ha acordado en algunas comunidades autónomas, como Madrid. En este punto, el 61 7 por ciento de los encuestados se muestra favorable a la adopción de esa medida, mientras que apenas el 28,5 por ciento de los encuestados se opone a la misma. Esta opinión va logrando un mayor respaldo a medida que avanza la edad de los entrevistados. Así, aquellos ciudadanos que tienen entre 18 y 29 años la apoyan en un 55,6 por ciento, porcentaje que sube hasta el 66,7 entre los mayores de 65 años.