PSOE y PP se alían en el Congreso para que se reanuden e impulsen las negociaciones de soberanía de Gibraltar con Londres

Explican que se trata de una «cuestión de Estado» y que por eso deben lanzar un mensaje de unidad «claro» al Reino Unido

Los grupos parlamentarios del PSOE y del PP en el Congreso se aliaron esta tarde para pedirle al Gobierno que "reanude e impulse"las negociaciones sobre la soberanía de Gibraltar con el Reino Unido, a través de una proposición no de ley que fue aprobada por unanimidad. En la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, los dos grupos aceptaron retirar las respectivas proposiciones no de ley que habían presentado sobre la cuestión y pactaron un texto común con el objetivo de lanzar a Londres un mensaje "claro"de unidad en torno a esta "cuestión de Estado", tal y como subrayaron los ponentes de ambas iniciativas, José Ignacio Landaluce (PP) y Rafael Román (PSOE). Los socialistas aceptaron retirar del texto el llamamiento al Ejecutivo de que retome las negociaciones "en cuanto sea posible"y la alusión expresa al Foro de Diálogo sobre Gibraltar, creado tras la llegada al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que el PP critica porque permite al Gobierno de Gibraltar acudir a esos encuentros con voz propia separada de la del Reino Unido. Los 'populares' accedieron por su parte a retirar íntegramente uno de los párrafos de su proposición que pedía mantener "plenamente en vigor las restricciones sobre la cooperación en materia militar relativa a Gibraltar"mientras que no se retomasen las negociaciones sobre soberanía. También transigieron a la hora de evitar pedir al Gobierno que reitere "en todas las reuniones"que mantenga en torno al contencioso que Gibraltar "no tiene aguas territoriales"y que, en consecuencia, las operaciones de patrulla, 'bunkering', y de naturaleza similar deberían "cesar con carácter inmediato". El texto pactado pide al Gobierno que "siga impulsando"la cooperación con Reino Unido y Gibraltar "en beneficio de las poblaciones locales de campogibraltareños y gibraltareños"a través de la consolidación de "los mecanismos de Diálogo sobre Gibraltar sin perjuicio de las respectivas posiciones sobre la soberanía y la jurisdicción". También reclama al Ejecutivo que "continúe negociando"con Reino Unido la presentación cada año, en la Asamblea General de Naciones Unidas, de una "decisión de consenso"en la que se inste a ambas partes a continuar las negociaciones previstas para la solución definitiva del contencioso, en las que se tenga en cuenta los intereses legítimos de la población gibraltareña. Pide asimismo que "siga manteniendo su posición tradicional de firmeza"sobre la representación de Gibraltar en organismos internacionales de forma autónoma e independiente de la representación del Reino Unido. Y reclama al Ejecutivo que "intensifique sus esfuerzos para reforzar la cooperación en los ámbitos de vigilancia y control de la seguridad marítima, los vertidos y el bunkering (trasvase de combustible en alta mar) sin perjuicio de las respectivas posiciones sobre la soberanía y la jurisdicción".

EL PP DENUNCIA RETROCESOS A pesar del acuerdo, Landaluce no desaprovechó la ocasión durante el debate de las propuestas para enumerar los retrocesos que, en su opinión, se han sucedido en torno al contencioso de Gibraltar desde que los socialistas ocupan la jefatura del Gobierno. "Ha crecido el 'bunkering', aumentado los rellenos (obras urbanísticas que le ganan terreno al mar) se ha construido muchísimo en el istmo --territorio que no se cedió por el Tratado de Utrecht-- y se han construido instalaciones deportivas para militares", sin olvidar accidentes marítimos con repercusiones medioambientales, como fue el caso del 'New Flame', cuya chatarra sigue en el fondo de la bahía, denunció. En definitiva, Gibraltar "ha crecido por tierra, mar y aire" gracias a la "permisividad"del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En su opinión, hay que "tender una mano al desarrollo común evitando que te la muerdan en ese acto generoso".

EL PSOE REPLICA QUE NO ES UN PROBLEMA NUEVO Por su parte, el diputado socialista subrayó que el contencioso entre Madrid y Londres a cuenta de Gibraltar no nace hoy y recordó la visita que hizo la reina Isabel II de Inglaterra al Congreso en 1988, donde se le entregó el Toyson de Oro y la Medalla de Oro de las Cortes. En aquella visita de Estado, recordó, el Rey advirtió ante Su Majestad de que el problema en torno al Peñón "podía dificultar una plena cooperación entre España y Reino Unido"mientras que Isabel II señaló estar convencida de que la "creciente comprensión mutua"entre los dos países permitiría tratar el "único problema"existe entre las dos naciones. Por tanto, subrayó, todos los Gobiernos españoles se han ocupado de la recuperación de la soberanía de Gibraltar. Eso sí, destacó la necesidad de no volver a la etapa del "cierre de la Verja"porque perjudica fundamentalmente a los ciudadanos del Campo de Gibraltar ni al "aislacionismo"del Peñón. "Hay que seguir por la línea de crear un clima de confianza", aseguró Román, que aprovechó para señalar que el Gobierno no da un carácter político al establecimiento del Instituto Cervantes en Gibraltar. Al término de la Comisión, Román saludó en declaraciones a los medios de comunicación el acuerdo alcanzado esta tarde porque se le está diciendo a Reino Unido que los partidos españoles no tienen dudas con respecto a que todos ellos persiguen el fin de la situación colonial, al tiempo que apoyan que se tienen que adoptar "medidas prácticas de cooperación en la zona para que población siga aumentando su bienestar". Para Landaluce, el PP ha logrado gracias a su proposición no de ley un posicionamiento del Gobierno "más contundente"con respecto a la defensa de sus intereses frente al Gobierno gibraltareño. El portavoz adjunto del PP en la Comisión, Francesc Ricomá, explicó que los 'populares' han pretendido con este debate "reactivar"la reclamación de la soberanía del Peñón tras una "fase aletargada".