Schuster como la quinta y la galaxi

La Razón
La RazónLa Razón

Bernd Schuster hizo ayer historia con los siete goles que el Madrid le endosó al Valladolid, una fiesta –con la portería local a cero– que no vivía el madridismo desde hace seis años. Una hazaña sólo conseguida en los últimos quince años en dos ocasiones, sólo capaces de ello el Madrid de «La Quinta del Buitre» y el de «los galácticos». Hierro fue quien más se puso la botas, con cuatro goles, en el 7-0 al Espanyol de Javier Clemente de la temporada 91-92. Butragueño, por partida doble, y Hagi completaron la goleada de los hombres de Leo Beenhakker. Un decenio después Vicente del Bosque humillaba al Las Palmas de Fernando Vázquez, merced a cinco goles de Morientes, uno de Zidane y el de Ángel, en propia puerta.

Más cerca en el tiempo –2003–están los últimos siete goles marcados por el Madrid en un mismo partido, aunque recibió dos en su contra. Lo curioso es que la víctima propiciatoria fue la misma de anoche, el Valladolid.

Schuster escribió ayer su nombre en la historia del Madrid por partida doble. Más de 365 días sin que el Santiago Bernabéu presencie una derrota lo merece.