Solución para las hipotecas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Gobierno de Zapatero y los bancos españoles ya pueden ir pensando en un escenario grave para miles de ciudadanos, los que no podrán pagar las hipotecas de sus casas si la situación económica mantiene la actual dinámica. Deberían tomar buena nota del planteamiento realizado por el presidente de Estados Unidos, George Bush: un «plan de rescate de quienes no puedan hacer frente a las hipotecas de sus viviendas» por el que las entidades crediticias congelarán durante cinco años los intereses que aplican a determinados préstamos a tipo variable. Objetivo: reducir la morosidad. Es una fórmula con la que todos ganan. Unos salvan la propiedad de sus pisos y los bancos, aunque se ralentice la dinámica ascendente de sus beneficios, evitan los farragosos trámites administrativos. Y sobre todo, se frena la previsible oleada de embargos que puede afectar negativamente a la expansión económica con su influencia en el consumo. En vísperas de elecciones, quizás los partidos no deban descartar este panorama, que en España es más probable porque, a diferencia de otros países de la UE, la mayoría estamos hipotecados por la tradicional costumbre de comprar vivienda en lugar de alquilarla. No conviene echar en saco roto las previsiones de organismos internacionales como OCDE, Banco Central Europeo... que auguran para 2008 una desaceleración drástica, en torno al dos por ciento, una cifra bastante inferior a la adelantada hace sólo tres meses, más cuando nadie prevé una bajada de los tipos. Tal como están las cosas, nadie se extrañará, al contrario, de una coyuntura grave en torno a las hipotecas, especialmente cuando ya ha aparecido en España. Bush ha logrado la «voluntaria» colaboración de los grandes bancos hipotecarios. Es hora de que en nuestro país estas entidades ofrezcan algo, pues no parece normal que sus balances ofrezcan cada año aumentos espectaculares de ganancias y, sin embargo, sigan encareciendo sus servicios a los usuarios. Constructoras como Metrovacesa o Grupo Pinar ya ofrecen al cliente hacerse cargo de las posibles subidas de los créditos.