Asia

Todos contra Kim el megalómano

El Gobierno norcoreano alardea de que «tenemos mayor nivel en términos explosivos y técnicos», tras la prueba de ayer.Descargue el gráfico completo pulsando el botón «documento»

Todos contra Kim el megalómano
Todos contra Kim el megalómano

Cuando hasta el mismísimo presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, afirma que se «opone» a tu programa nuclear es porque realmente te has quedado solo. Es lo que le sucedió ayer a Corea del Norte, cuyo Gobierno está recibiendo una clamorosa y unánime avalancha de críticas y amenazas como respuesta al ensayo atómico efectuado en la madrugada del domingo.

 

Además de la anecdótica reacción de Teherán y de las previsibles condenas de EE UU y de la Unión Europea, esta vez ni siquiera se contuvieron Rusia y China, los principales abogados de Pyongyang en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

 

Desatar el pánico

 

Lejos de achantarse ante la perspectiva de un aislamiento global, el régimen de Kim Jong Il parece ser el primer interesado en desatar el pánico entre los vecinos de la región (especialmente Corea del Sur y Japón) y provocar el enfado de la comunidad internacional. Su Gobierno alardeó de haber aumentando las habilidades destructivas respecto a su anterior experimento en 2006. «Ahora tenemos mayor nivel en términos explosivos y técnicos», dijo en un comunicado, calificando el programa de «sistema para defendernos en todas las direcciones».

 

Kim Jong Il está desplegando ante Obama el mismo guión que funcionó con Jimmy Carter, Bill Clinton y con el propio George W. Bush: aumentar la presión antes de volver a sentarse en la mesa de negociaciones para ponerle precio (por enésima vez) a un eventual desarme que nunca llega. La estabilidad de su dictadura necesita urgentemente atención internacional o concentrarse sobre un enemigo externo, ya que atraviesa su peor momento desde que, a finales de los 90, murieran entre uno y dos millones de personas por escasez de alimentos. La ONU prevé una nueva hambruna en este país y advierte de que en torno al 40% de los norcoreanos necesitarán ayuda humanitaria en los próximos meses.

 

Se sabe que a Kim Jong Il le interesa meter miedo, pero no queda clara la magnitud real de su amenaza. Mientras que el Gobierno ruso aseguraba ayer que, según sus cálculos, la explosión podría haber alcanzado los 20 kilotones (potencia similar a la de las bombas de Hiroshima y Nagasaki), varias organizaciones especializadas descartaron que se hubieran superado los cinco kilotones. Sea como fuere, el margen de maniobra es mínimo con un régimen impredecible que mantiene desplegados millones de soldados, 4.000 tanques y 18.000 piezas de artillería a pocos kilómetros de Seúl y las costas japonesas.CRONOLOGÍA: 1964 - 2009Reactor nuclear: En 1964 nace el reactor nuclear de Yongbyon. En los 70 se amplía y en 1987 adquiere la capacidad para construir armas nucleares.«Sunshine policy»: En el 93, Corea amaga con la salida del Tratado de No Proliferación. Un año más tarde, Clinton abre el diálogo.Lanza el primer misil: Kim Jong Il, que llevaba cuatro años en el poder tras la muerte de su padre, prueba el primer misil y se congelan las conversaciones.«Eje del mal»: En 2002 y tras el 11-S, el presidente de EE UU, George W. Bush, incluye a Corea del Norte en el «Eje del Mal».Prueba nuclear: Ayer Kim Jong Il realiza la segunda prueba nuclear subterránea. La primera fue en 2006.