Tovar «olvida invitar» al ayuntamiento a la presentación de la comisaría de El Carmen

La presentación del proyecto de remodelación del antiguo edificio de correos del barrio de El Carmen para convertirlo en una comisaría de Policía Nacional dejó ayer un mal sabor de boca entre el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia, a pesar de que no asistió concejal alguno del Partido Popular. En cambio, sí participaron los socialistas María José Alarcón y Alfonso Navarro, portavoz y edil del PSOE en el Consistorio de la capital, respectivamente. La conceal de Seguridad y Circulación, Nuria Fuentes, manifestó su satisfacción por la «gran noticia» que supone para la ciudad contar con nuevas dependencias policiales, pero lamentó que la Delegación del Gobierno se «haya olvidado otra vez de invitar» al Consistorio murciano a un acto de tanta importancia, como ocurrió hace un par de días con la campaña del uso del casco. El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, anunció que las obras comenzarán en breve y estarán acabadas a principios del próximo año. El presupuesto de los trabajos asciende a 617.185. El inmueble dispondrá de cinco plantas y una superficie de 1.773 metros cuadrados. Entre sus dependencias destacan las oficinas de tramitación de DNI y la de denuncias, un archivo general y otro local para uso de Brigadas y Secretaría, así como zonas para los grupos de seguridad ciudadana, policía judicial y de análisis y tratamiento de la información. La comisaría contará con un servicio regional de informática, varios despachos para los mandos, sala de reuniones, vestuarios y calabozos individuales, colectivos y de menores. La empresa que acometerá las obras será Construcciones Villegas S.L y las dirigirá el arquitecto Ángel Manuel Marcos. González Tovar explicó que las instalaciones tienen capacidad para 60 agentes «que velarán por la seguridad y el bienestar de todos los murcianos». Por otra parte, Fuentes arremetió contra el delegado y le acusó de enfrentar a los vecinos de El Palmar y Sangonera la Verde por no cumplir el compromiso de levantar un nuevo cuartel de la Guardia Civil en Sangonera. La concejal popular criticó que el representante del Gobierno central en la Región cambie «ahora de opinión» y diga que «no se pueden tener dos cuarteles tan cerca».