Tres Cuerpos unidos frente al dolor

Tres Cuerpos unidos frente al dolor
Tres Cuerpos unidos frente al dolor

A hombros de sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía. Así llegó el féretro con los restos de Eduardo Puelles a la capilla ardiente situada en la Subdelegación del Gobierno de Vizcaya. Apoyándoles en tan duro trance estaban varios agentes de la Guardia Civil y también de la Ertzaintza. Tres Cuerpos de Seguridad del Estado que ayer se fundían en uno frente a la brutalidad terrorista.Unas horas antes, un compungido lendakari se dirigía a los asesinos. «Nos han enseñado el camino del dolor, nosotros les vamos a enseñar el camino a la cárcel». Pero Patxi López sacaba fuerzas de flaqueza para lanzar un «aviso claro » a la banda: «Vamos a acabar con ellos, vamos a aplicar toda la fuerza del Estado de Derecho y todos los recursos de la Ley para no dar ni un minuto de respiro a los violentos». Además, llamó a sumarse a las concentraciones que tendrán lugar hoy, a las 12:00 horas, ante las instituciones vascas y a la manifestación a las 18:00 horas en Bilbao. «Era uno de los nuestros», recordaba López durante una declaración institucional en el Parlamento vasco, que ayer vivió su primera condena unánime en 30 años.Por su parte, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti manifestó frente al Ayuntamiento de Arrigorriaga que «el trabajo de este policía era conseguir más libertad, más democracia, y la paz en el País Vasco. Y ha sido vilmente asesinado por estos terroristas», resaltó. «A éstos hay que darles en todas partes, y les vamos a dar en la Policía, en la Justicia, en la Educación, en todo, para así conseguir vivir en paz y libertad», concluyó. Del mismo modo, el portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, consideró que, con el asesinato de Puelles, ETA «pretende determinar los designios de esa izquierda abertzale que quiere asomar a la superficie democrática y trabajar desde las vías políticas», por lo que exigió a ese sector que «rompa el silencio». «Bueno sería que ETA se mirara al espejo y extrajera conclusiones», consideró. La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, condenó «con rotundidad» el asesinato y realizó un llamamiento a «todas las personas que nos sentimos de izquierdas y abertzales, para acabar con ese silencio».ste tipo de atentados contra los Derechos Humanos, porque se dice que se hace en nuestro nombre».