Ucrania y Rusia se reúnen mañana tras exigirlo la Unión Europea

Ucrania y Rusia se reúnen mañana tras exigirlo la Unión Europea
Ucrania y Rusia se reúnen mañana tras exigirlo la Unión Europea

bruselas- El presidente de la gasista estatal ucraniana Naftogaz, Oleg Dubina, ha anunciado que viajará el próximo jueves a Moscú para reanudar las negociaciones con el consorcio ruso Gazprom. Así lo avanzó Dubina, tras solicitar la Unión Europea de nuevo ayer que «se reanuden inmediatamente» los suministros de gas ruso que recibe a través de Ucrania, después de que la noche del pasado lunes éstos hubiesen sido «sustancialmente cortados» en «algunos Estados» comunitarios. «He hablado con Alexé Miller (el presidente de Gazprom). El día 8 vuelo a Moscú para continuar allí las conversaciones», dijo Dubina en una rueda de prensa en Kiev. Mientras en la capital rusa, el portavoz de Gazprom, Serguéi Kupriánov, declaró que el consorcio ruso está dispuesto a retomar de inmediato las negociaciones para los suministros de gas a Ucrania, cortados el pasado día 1. Aunque ni Rusia y Ucrania mostraron una clara disposición a hacer concesiones. Inaceptable La solicitud de la Unión Europea forma parte de una declaración conjunta emitida por la Presidencia Checa y la Comisión Europea. Sin acusar de manera explícita ni a Rusia, ni a Ucrania, Bruselas calificó de «totalmente inaceptable» esos cortes, efectuados «sin alerta previa y en clara contradicción con lo que aseguraron las máximas autoridades» de Moscú y Kiev. Según una fuente de la Comisión Europea, los cortes retuvieron «casi el 100%» del gas que Rusia vende a la UE a través del territorio ucraniano, y afectaron «directamente» a seis Estados comunitarios (Bulgaria, Eslovaquia, Grecia, Hungría, Polonia y Rumanía), así como a Macedonia y Turquía. De acuerdo con Bruselas, los cortes de gas ruso también podrían afectar «indirectamente» a Alemania, Austria, Eslovenia e Italia. No obstante, la Comisión Europea volvió ayer a asegurar que, pese a estas graves secuelas del contencioso energético entre Rusia y Ucrania, «las reservas de gas de la Unión Europea están casi llenas»,y, por tanto, los abastecimientos de metano a los particulares y la industria en el territorio comunitario no deberían estar en peligro, al menos a corto plazo. Medidas de solidaridad Aun así, para compensar el corte de suministro ruso, serán sin duda necesarias aquellas «medidas de solidaridad» entre Estados de la UE, que prevé una directiva comunitaria de 2004 cuando las importaciones de gas desde países terceros bajen al menos un 20% en el conjunto de los Veintisiete. Los suministros rusos representan un 25% del consumo comunitario de gas, y un 80% del metano de Moscú importado por la UE transita por Ucrania. Por tanto, las medidas de solidaridad podrían ser consensuadas ya el próximo viernes en Bruselas, en la reunión del Grupo de Coordinación del Gas, un foro comunitario presidido por la Comisión Europea e integrado por delegados de los ministerios de Energía de los Estados miembros, así como por representantes de las compañías gasistas y los operadores de transmisión del metano de la UE. A esa reunión han sido invitados también representantes de los colosos gasistas ucraniano (Naftogaz) y ruso (Gazprom), con los cuales ya se entrevistó en los últimos dos días una delegación de la UE.