Un ciclón pone en alerta la costa norte

Muere una mujer en Barcelona al derrumbarse un muro por el fuerte temporal. Meteorología prevé vientos de 150 kilómetros por hora y olas de 14 metros

madrid- Toda la costa cantábrica, desde Pontevedra a Guipúzcoa, se encuentra en alerta máxima ante lo que previsiblemente será el peor temporal del invierno. El fin de semana dejará fortísimos vientos por efecto de un pequeño ciclón que cruzará el extremo norte de oeste a este. Se esperan vientos de hasta 150 kilómetros por hora y olas de hasta 14 metros de altura. Los efectos ya se notaron ayer con fuerza, especialmente en Galicia, donde se registraron rachas de viento de 105 km/h, por lo que la Consejería de Educación de la Xunta de Galicia decidió suspender las clases ayer en las provincias de La Coruña y Lugo. La situación afectó a unos 190.000 alumnos y provocó críticas por la tardanza de los avisos.
La mayor tragedia ocurrió en Cataluña, donde una mujer de 52 años falleció en la tarde de ayer al caerle encima parte de un muro de unos dos metros y medio de altura en la calle Llacuna de Barcelona que, al parecer, se desprendió debido a un golpe de viento. El suceso ocurrió hacia las 15:35 horas mientras la mujer andaba por la acera de la calle, cuando se desprendió el muro y se le vino encima. El Instituto Geológico de Cataluña también alertó ayer del riesgo de aludes (nivel 3) en casi todo el Pirineo catalán hasta hoy por la noche.
El País Vasco ya puso ayer en marcha el plan de emergencia por fuertes vientos en toda la comunidad, aunque lo peor está por llegar hoy con el ciclón previsto por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Incluso la Federación Vasca de Fútbol se vio obligada a suspender todos los partidos previstos para hoy.
Derrumbe
Cantabria vivió ayer las consecuencias de los fuertes vientos, que alcanzaron los 120 kilómetros por hora, pero hoy irá a más. El viento aumentará y habrá rachas huracanadas que pueden llegar a alcanzar velocidades de 150 km/h o incluso superarlas con picos de hasta 180 km/h. En Valencia, el fuerte viento provocó el derrumbe de parte del techo de un colegio y de la piscina de Gandía (Valencia), unos daños que el Consistorio ha valorado en al menos 100.000 euros.

Riesgo en toda España, salvo en Canarias
La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene en alerta roja (riesgo muy importante) a las provincias de Pontevedra, La Coruña y Lugo, además de Asturias, Cantabria, País Vasco y Valencia. El resto de España se mantendrá en alerta naranja (Pontevedra, Orense, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, Madrid, Murcia, Baleares y las provincias andaluzas de Jaén, Almería, Granada y Cádiz). En alerta amarilla están Extremadura y las demás provincias andaluzas, mientras que Canarias se encuentra sin avisos. Con estas previsiones, algunas ciudades han tomado medidas preventivas. Es el caso de San Sebastián, donde se ha ordenado cerrar todos los paseos litorales de la ciudad y en Vitoria los parques, instalaciones deportivas al aire libre, museos y otras dependencias, así como la suspensión de la recogidaen la noche de ayer. Y es que el País Vasco se prepara para el fenómeno meteorológico adverso «más fuerte» que ha vivido nunca, ya que el único precedente similar que se recuerda ocurrió en 1999 pero no fue tan importante como éste, según advirtió la viceconsejera de Interior del Gobierno vasco.