Una provocación de vanguardia

Una provocación de vanguardia
Una provocación de vanguardia

Cuando Dominique Noguez (ganó el Premio Femina en 1997 por «Amor negro») publicó en Francia «Lenin Dadá», fue duramente criticado por su atrevimiento. Él reconoció que se sumaba de esta manera a la «corriente contestataria que se ha abatido sobre Europa en todas las encarnaciones de la "dictadura del proletariado"». Pero su provocación fue aún mayor cuando presentó las pruebas sobre la similitud grafológica entre el manuscrito del poema «Arc», atribuido a Tzara, y la caligrafía empleada por Lenin en su correspondencia en esos mismos años.