Zapatero relativiza la intervención de CCM

Dice que con precedentes similares a la intervención de CCM el Estado ha recuperado e incluso ganado dinero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado hoy que la intervención del Banco de España en la Caja Castilla-La Mancha (CCM) tiene una "importancia relativa". En una entrevista a la cadena CNN Internacional, parte de la cual ha adelantado Cuatro, el jefe del Ejecutivo ha explicado que la intervención tiene una "importancia relativa"porque la entidad sólo representa el 0,8 por ciento de los activos del sistema financiero español. Además, según Zapatero, la CCM no presentaba un problema de solvencia, aunque ha reconocido que había un "riesgo"potencial de que tuviese problemas en el futuro, y por eso el Banco de España decidió intervenir. El Banco de España, ha subrayado, tiene "una gran experiencia"en supervisión y control y ha decidido sustituir a los administradores de la caja, mientras que el Gobierno avalará con hasta 9.000 millones de euros la financiación que requiera la caja, lo que "asegura"su funcionamiento. Preguntado por la posibilidad de que otras entidades requieran ser intervenidas, Zapatero ha insistido en el control "ejemplar"del Banco de España, que trabaja por asegurar la viabilidad y la solvencia de bancos y cajas, y que siempre ha ido "un paso por delante"en la supervisión con respecto a otros países. "Podemos estar tranquilos", ha añadido.

COMENTARIOS A SU EJECUTIVAEl presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicó hoy ante la Ejecutiva del PSOE que con intervenciones similares a la que se ha producido en la Caja Castilla La Mancha el Estado había acabado recuperando e incluso ganando dinero y puso como ejemplos Banca Catalana o Banesto, según informaron a Europa Press fuentes socialistas. Zapatero abordó varios asuntos durante la reunión de la dirección del PSOE esta mañana en Ferraz, entre ellos, la intervención de la Caja de Castilla La Mancha, el recurso interpuesto ante el Tribunal Constitucional contra la Ley de Cajas de la Comunidad de Madrid, las protestas por la decisión de reformar la Ley del Aborto, la situación de crisis económica y los datos sobre la concesión de crédito y la agenda internacional en la que participará España en los próximos días. El jefe del Ejecutivo le dio una importancia relativa a la intervención de la Caja de Castilla La Mancha, ya que, según expuso, supone el 0,8 por ciento del sistema financiero español. Además, desde el primer momento de su intervención quiso dejar claro que se trata de una decisión del Banco de España y que el Gobierno sólo ha intervenido para aprobar el decreto por el que se conceden los avales. Tras insistir en que el sistema financiero español es muy sólido, explicó que si se hubiera tratado de una entidad financiera privada lo más probable es que se hubiera acabado fusionando con otra entidad y no habría habido tantas críticas, ni tanto ruido. Sin embargo, precisó que al ser una entidad pública y haber requerido de un acuerdo de Consejo de Ministros, la trascendencia ha sido mayor. Además, expuso que en intervenciones similares que se han producido en épocas anteriores, el Estado ha acabado recuperando el dinero e incluso ganando. En este caso, recordó, que el Ejecutivo lo que ha aprobado no es una aportación directa de fondos, sino un aval. Algunos miembros de la Ejecutiva expusieron lo que consideran las contradicciones del PP en este asunto, recordando que los populares a través de Cristóbal Montoro habían pedido la intervención de la Caja y, ahora, una vez intervenida, la critican. En este sentido, creen también que el PP está generando desconfianza en el sistema.