“Este atentado es fruto de la desesperación irracional de un régimen que cree que puede amedrentar a todo un pueblo"

Antonio Ecarri, embajador de Venezuela en España, designado por Juan Guaidó

Antonio Ecarri, el embajador de Venezuela en España
Antonio Ecarri, el embajador de Venezuela en España

El embajador venezolano en España designado por Juan Guaidó, condenó en una entrevista a LA RAZÓN, el intento de asesinato sufrido por el presidente encargado de Venezuela. El jefe del Ejecutivo, reconocido por más de 60 países, participaba de una movilización popular que buscaba reactivar la calle como parte de las actividades previas al 10 de marzo, el día que está convocada una gran protesta nacional para exigir elecciones libres en el país.

¿Qué valoración hace de lo acontecido en el ataque sufrido por Juan Guaidó?

Esto ha sido un hecho muy grave, fue afortunadamente un intento de magnicidio frustrado que lamentablemente deja el saldo de varios heridos. Este atentado es fruto de la desesperación irracional de un régimen que cree que puede amedrentar a todo un pueblo y que pretende descabezar el liderazgo que representa ahora Guaidó en Venezuela.

¿Cree que el régimen de Maduro está detrás de este ataque, o es un incidente aislado?

No se trata de un incidente aislado, es una escalada en virtud de la desesperación que tienen. Es un ataque bien pensado porque están viendo que todo les ha salido mal en los últimos días. En primer lugar, el intento de golpe de Estado en el Parlamento Nacional cuando logran comprar a cinco diputados para tratar de montar un espectáculo bochornoso, pretendiendo dar la impresión de que hay otra Asamblea Nacional de forma paralela. Siempre harán los máximos esfuerzos para intentar cualquier elección presidencial, a la que les tienen terror, ya que el 90% de los venezolanos están en contra de ese régimen.

¿El chavismo se llega a sentir impune, adquiriendo el valor para intentar asesinar a un presidente reconocido por más de 60 países?

Como decía antes lo que ha ocurrido es fruto de la desesperación, sin embargo, cabe admitir que nosotros tenemos temor a esos coletazos del naufrago, que es ahora mismo el régimen de Maduro, y que cuanto más acorralado se siente más peligroso es.

¿Estos signos de frustración son un refuerzo para ustedes en su lucha por el derrocamiento del régimen?

Nosotros estamos convencidos de que este tipo de acciones termina de desprestigiar a este régimen a nivel internacional. Sin embargo, como aún quedan elementos internacionales que no conocen plenamente la situación de Venezuela y creen que es una dictadura corriente, no se dan cuenta de que estamos luchando contra una corporación criminal. Estas demostraciones deben servir para que no se haga la vista gorda. La gente se va a dar cuenta de que a los países libres no les queda otra alternativa que aplicar la doctrina Betancur, es decir, que los regímenes democráticos deben producir alianzas para que se de un cordón sanitario de aislamiento a los regímenes autoritarios de cualquier signo ideológico. Muchas veces se usan doctrinas como un mascarón de proa a una dictadura criminal como la que existe en Venezuela.

¿Qué respuesta espera por parte de la Comunidad Internacional?

Estamos muy satisfechos con la respuesta que dio el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Anoche dimos una alerta a nivel internacional a través de nuestras embajadas en el mundo en relación a este atentado. España condenó el atentado contra el presidente encargado, Juan Guaidó, lo que ratifica la postura de España de reconocimiento y el rechazo a un atentado a su vida. Se ha podido ver cómo había personal armado apuntando contra el lugar donde se encontraba Guaidó.

En el caso de que este ataque hubiese cumplido con su objetivo, ¿qué consecuencias hubiera tenido?

Sería un baño de sangre en Venezuela, algo terrible. El pueblo venezolano no va a permitir impunemente que ocurra un hecho tan lamentablemente, como hacer desaparecer a nuestro presidente. Gracias a Dios que esto no ocurrió. Si no llega a ser porque no se encontraba en el coche y porque éste estaba blindado, hubiera ocurrido un desastre, dejando a su vez varios muertos.