La ex novia del descuartizador relata su calvario: huyó de Argentina tras colgar un vídeo “porno” suyo

Fernanda García abandonó Catamarca cuando terminó una relación sentimental con el asesino de la joven Brenda Gordillo

Naim Vera
Naim Vera

El catamarqueño –Argentina- Naim Vera de 19 años se convirtió en un personaje tristemente célebre tras asesinar a su novia, Brenda Gordillo, descuartizar y quemar el cuerpo. Ahora la historia de otra joven que sufrió su acoso en una anterior relación sentimental, ratificó el perfil machista, violento y psicópata del joven detenido. Éste es el relato de su calvario.

Fernanda García es una muchacha que vivía en Catamarca y tuvo que irse tras conocer el infierno gracias a Vera y sus amigos, quienes de forma premeditada publicaron un vídeo porno de ella en la web y cuando los denunció comenzaron a hacerle bullying.

"Dejé de ir al colegio en último año por Naim Vera y Lucas Ibáñez . Mis compañeros mis profesores y todos saben lo machistas que fueron conmigo. Me denigraron, me decían puta delante de quien sea. Me gritaban desde el auto en la calle”, escribió en la red social.

Agobiada por la situación, la joven decidió mudarse a Córdoba y desde allí partió hacia Australia, donde reside actualmente y desde donde contó parte del infierno vivido por ella y, a través de Twitter se solidarizó con la familia de Brenda, la joven asesinada brutalmente por Vera.

Ella respondió: “Nadie puede creer lo que hizo Naim Vera, pero yo sí, y ahora que asesinó a alguien pensé que era momento de hablar, se me pone la piel de gallina pensar que no le hubiese temblado la mano para hacerme algo a mí”.

“No quiero ser víctima, ya pasó, ya está superado, quiero que sepan lo que es, no fue bullying, fue machismo”, descargó Fernanda.

Crónica de un femicidio

Después de atacar a Brenda esa misma noche, asfixiándola con un trapo en la boca y después quemando su cuerpo en la parrilla, Vera advirtió que el fuego, que había sido suficiente para que el cadáver se desprendiera en dos partes, no terminaba de consumirlo. Apagó entonces la parrilla y sacó las dos partes totalmente calcinadas en bolsas que descartó en un contenedor frente al edificio y a la vera de la ruta 4, en las afueras de la ciudad de San Fernando Del Valle de Catamarca –norte Argentina- en la camioneta Fiat Toro de su padre, un reconocido médico cirujano de la ciudad.

“Amigos de Vera ya han dado cuenta de que tenía la intención de matarla, al parecer había dicho que la iba a matar o que iba a buscar alguien para que la mate –un sicario-. Nosotros entendemos que el hecho ya estaba premeditado”, dijo el abogado de la acusación.

Lo que llama la atención y pone en evidencia la naturaleza hipócrita, violenta y machista del asesino catamarqueño es que se mostraba feminista en las redes y condenando los femicidios como el de Alicia Muñíz en manos de Carlos Monzón.

Un total de 21 mujeres fueron asesinadas en hechos de violencia de género en Argentina durante enero, lo que supone un asesinato cada 35 horas en lo que va del año, informa el Observatorio de la entidad Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá).