Cambridge renuncia a las clases presenciales el próximo curso por el coronavirus

La prestigiosa universidad implantará un sistema de enseñanza virtual como medida de precaución, pero los colegios reabren el 1 de junio

FILE PHOTO: The spread of the coronavirus disease (COVID-19) in Cambridge
Campus de la universidad Cambridge cerrado en plena pandemiaAndrew CouldridgeReuters

La Universidad inglesa de Cambridge no tendrá clases presenciales, sino virtuales, en el próximo año académico 2020-21, como medida de precaución por la COVID-19. Cambridge, con un tradicional sistema de tutorías, ha decidido que las clases se impartirán a través de la red, aunque es posible que se formen algunos grupos muy reducidos de alumnos “en persona”, siempre que se cumplan las medidas de distanciamiento físico.

Los campus de las universidades han permanecido cerrados en el actual trimestre académico -abril a junio- debido a la propagación del coronavirus en el Reino Unido. “La Universidad se está adaptando constantemente” ante la actual crisis por la pandemia, señaló la institución académica en una nota.

"Debido a que es probable que aún se requiera la distancia social, la universidad ha decidido que no habrá clases cara a cara en el próximo año académico. Las clases seguirán impartiéndose de manera virtual", añadió Cambridge.

Según explicó, la decisión fue tomada a fin de poder planificar el año académico, aunque revisará sus medidas en función del asesoramiento que reciba de las autoridades británicas. Además de Cambridge, la Universidad inglesa de Manchester, parte del grupo Russell (que conforman las 24 mejores universidades del Reino Unido), también había decidido recurrir a las clases virtuales para el próximo otoño, comienzo del curso.

La decisión de estas universidades sale a la luz en medio de un gran debate en el Reino Unido sobre la reapertura de los colegios en Inglaterra a partir del próximo 1 de junio para que los pequeños de entre 5 y 7 años y los de 10 años puedan volver a clase. Algunos sindicatos de maestros han manifestado la inquietud sobre el riesgo de contagio si hay un retorno a las aulas. EFE