Las 10 claves del discurso del estado de la Unión de Von der Leyen

La presidenta de la Comisión propone reducir un 55 % emisiones contaminantes para 2030

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, instó este miércoles a que Europa recupere “una nueva vitalidad” después de constatar la “fragilidad” a la que se ha visto expuesta por la pandemia de coronavirus, ante la que pidió reforzar las competencias comunitarias en el ámbito sanitario. Estas son las 10 claves de su discurso.

1. Pandemia: un fondo de 750.000 millones

La jefa del Ejecutivo comunitario ha destacado que la UE ha dado una respuesta “sin precedentes” a la crisis generada por la pandemia con medidas como la suspensión de las reglas fiscales, la creación del fondo temporal para pagar ERTE o el fondo de recuperación de 750.000 millones. "Por primera vez Europa ha puesto en marcha sus propias herramientas para complementar los estabilizadores fiscales nacionales. Es un momento extraordinario de unidad para nuestra Unión.

2. Salario mínimo europeo: “El trabajo ya no es rentable”

Von der Leyen ha reconocido que “para mucha gente, el trabajo ya no es rentable”. Los salarios bajos, ha criticado, “destruyen la dignidad de la gente, penalizan al emprendedor que paga salarios decentes y distorsiona la competencia justa en el mercado único”. “Por eso, la Comisión presentará una propuesta legal para ayudar a los Estados miembros a establecer un marco para salarios mínimos. Todo el mundo debe tener a un salario mínimo ya sea a través de acuerdos colectivos o con salarios estatutarios”, ha indicado. Cabe recordar que los países nórdicos, que se oponen a la creación de un salario mínimo homogéneo a nivel europeo porque confían en la capacidad de su negociación colectiva para establecerlos. En cualquier caso, la presidenta de la Comisión Europea ha recalcado que se ha demostrado con la experiencia en muchos Estados miembros que los salarios mínimos “negociados correctamente” garantizan puestos de trabajo y justicia social.

3. Emisiones de gases: una reducción del 55%

La presidenta de la Comisión Europea ha propuesto que la UE se fije el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero “al menos un 55%” para 2030 como punto intermedio para alcanzar la neutralidad climática a mitad de siglo. “Reconozco que este incremento es demasiado para algunos y no suficiente para otros. Pero nuestro análisis de impacto dice que nuestra economía y nuestra industria puede conseguirlo”. La UE tiene actualmente la meta de disminuir un 40% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en esta década con respecto a los niveles de 1990, pero ha asumido que se trata de un objetivo insuficiente para alcanzar en 2050 la neutralidad climática (una situación en la que se hayan reducido al máximo las emisiones contaminantes y las restantes sean compensadas, por ejemplo, por la acción de los bosques)

4. Economía: “no es momento” de retirar estímulos

“Nuestras economías necesitan un apoyo continuado y hay que dar con el delicado equilibrio entre ese apoyo financiero y garantizar la sostenibilidad fiscal”, ha añadido a continuación. A juicio de la alemana, es el momento de “mantener el rumbo” ahora que las previsiones apuntan a que las economías del euro “se empezarán a mover de nuevo” tras haber registrado una caída del PIB del 12% en el segundo trimestre de este año.

5 Brexit: un guiño a Thatcher

La presidenta de la Comisión recordó a Reino Unido que no puede “unilateralmente” cambiar o incumplir el acuerdo del Brexit, y se refirió a las palabras de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher de que su país “no rompe tratados”. “Este acuerdo ha sido ratificado por esta Cámara y la Cámara de los Comunes. No puede ser cambiado, ignorado o no aplicado unilateralmente. Es una cuestión de ley, confianza y buena voluntad”, declaró Von der Leyen ante el pleno del Parlamento Europeo, durante su discurso sobre el estado de la Unión.

6. Rusia: ningún gasoducto mejorará la relación

La conservadora alemana se ha mostrado muy crítica con respecto a la relación entre Bruselas y Moscú, después de que esta se haya enturbiado más aún tras el envenenamiento del opositor Alexei Navalni. Considera que el caso de Navalni se suma a otros muchos ataques a la disidencia rusa y aunque pasen los años “el patrón no cambia, y ningún gasoducto lo cambiará”. "El ataque contra Navalni con agentes químicos no es único. Hemos visto este patrón en Georgia y Ucrania, en Siria y en Salisbury.

7. Bielorrusia: “Estamos al lado del pueblo”

Ha insistidoen que la UE apoya las movilizaciones prodemocráticas en Bielorrusia, tras la crisis abierta en el país por el fraude electoral en los comicios del pasado 9 de agosto. “Lo quiero decir alto y claro: la Unión Europea está del lado del pueblo bielorruso. Las elecciones no fueron libres ni justas y la brutal respuesta del Gobierno a las protestas ha sido vergonzosa”, ha asegurado en el Parlamento Europeo durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión.

8. Crisis con Turquía: firme apoyo a Grecia

Von der Leyen ha dicho que Chipre y Grecia siempre podrán contar con la “total solidaridad” de Europa a la hora de proteger su soberanía, en relación a la crisis abierta en el Mediterráneo, desatada por la exploración petrolífera turca en aguas cuya jurisdicción reclaman Grecia y Chipre. “Turquía es y será siempre un importante vecino. Pero mientras estamos muy cerca en el mapa, la distancia entre nosotros parece estar creciendo”. Actualmente la diplomacia europea mantiene contactos con los principales actores para rebajar la tensión militar en la zona y Alemania lidera los esfuerzos para que Ankara y Atenas traten sus diferencias marítimas en una mesa de diálogo.

9. Derechos homosexuales: No a las zonas libres de LGTBI

Ursula von der Leyen dejó claro que las zonas “libres de LGTBI” no “tienen cabida en la Unión Europea” y anunció una próxima estrategia para reforzar los derechos de esa comunidad. “Ser tú mismo no es tu ideología: es tu identidad, y nadie te lo puede arrebatar. Las zonas sin LGTBI son zonas sin humanidad y no tienen cabida en nuestra Unión”, dijo Von der Leyen ante el pleno del Parlamento Europeo, en clara referencia a Polonia, durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión. “No descansaré hasta construir una Unión de igualdad en la que puedas ser quien eres y amar a quien quieras sin miedo ni recriminación”, añadió.

10. Debate migratorio: adiós a la regulación de Dublín

La Comisión presentará la próxima semana su nuevo texto para reformar el sistema migratorio europeo. Von der Leyen no adelantó ningún detalle aunque sí dijo que “hay que hacer una diferencia entre quienes tienen derecho a quedarse y quienes no”. También avanzó que “abolirá” la regulación de Dublín que hasta ahora concentraba las normas de la gestión migratoria europea y que determina que los migrantes llegados a Europa deben solicitar asilo en el país por el que entran, lo cual sobrecarga a los países del sur del continente.