La agonía de una madre en Reino Unido al morir su hija y otras tres chicas por mezclar dos potentes drogas

Un chico de 18 años ya ha sido detenido como sospechoso de haberle suministrado ketamina y éxtasis a Jeni Larmour, la adolescente que perdió la vida

Una madre ha querido dedicar unas palabras este lunes a su fallecida hija de 18 años, que perdió la vida el pasado sábado junto a otras tres jóvenes en Newcastle (Reino Unido) después de consumir y mezclar dos potentes drogas: ketamina y éxtasis, según recoge ‘The Sun’.

Sandra Foster, la madre de la fallecida Jeni Larmour, le dedicó unas palabras a su hija: “Mi bella princesa y mi mejor amiga”. La adolescente emprendía una nueva andadura en la Universidad de Newcastle para estudiar arquitectura y urbanismo tras vivir en su tierra natal -en el condado de Armagh-. Sin embargo, la estudiante fue encontrada sin signos vitales sobre las seis de la mañana del pasado sábado en la residencia donde se alojaba junto a otras tres chicas que también murieron el fin de semana en la misma ciudad.

Un joven de 18 años fue detenido como sospechoso de suministrarle las drogas, pero posteriormente fue puesto en libertad bajo fianza. A raíz de este trágico suceso la Policía emitió un aviso urgente en relación a las drogas, pues considera que se convirtieron en un factor determinante en la muerte de Jeni después de hallar ketamina en los pasillos de la residencia universitaria. Asimismo, otras diez personas fueron detenidas en relación a la muerte de las cuatro estudiantes.

Las dedicatorias hacia Jeni no pararon de llegar. Piper Hebditch, una amiga de la fallecida, conoció a la joven en agosto de 2018 en un reto de navegación en el Army Cadets Round Britain. “Me sorprendió y me rompió el corazón, era tan extrovertida. No me creo que ella decidiera tomar drogas voluntariamente”, aseguró Piper.

“El día que nos conocimos fue un poco incómodo que los demás se conocieran, pero Jeni estaba súper alegre y vino a saludarme. Me encantó lo abierta y confiada que era, fue una gran inspiración para muchos de nosotros, sobre todo para mí. Estaba tan emocionada, incluso cuando estábamos levantados a las cuatro de la mañana con mucho frío cerca del mar de Irlanda. Ella era totalmente increíble y realmente la echaremos de menos. Hablé con su madre, estaba destrozada pero lo lleva como puede", puntualizó la amiga de Jeni.