¿Por que han vuelto a fracasar los sondeos en EE UU?

Las empresas demoscópicas no han detectado el voto oculto de Trump ni aumentado el universo de las muestras

El lento recuento retrasó la proclamación de Joe Biden cuatro díasERIK S. LESSEREFE

Como ya ocurrió en las presidenciales de 2016, los sondeos electorales han sido incapaces de medir la intención de voto de los estadounidenses en los comicios del 3 de noviembre.

Hace cuatro años, todas las proyecciones daban por hecho una cómoda victoria de la demócrata Hillary Clinton, que parecía tener asegurada su llegada a la Casa Blanca tras el fracaso en las primarias de 2008, cuando tuvo que tirar la toalla ante el “fenómeno Obama”. Sin embargo, para sorpresa del propio Donald Trump, el magnate tuvo más votos electorales que la ex secretaria de Estado, que, sin embargo, recibió casi tres millones más de votos populares. Un pírrico consuelo.

Realclearpolitics y Fivethirtyeight compilaron el día antes de las elecciones unos resultados de 7,2 y 8,4 puntos a favor del candidato demócrata, Joe Biden. La última encuesta de Wall Street Journal/NBC subió esa distancia a nada menos que 10 puntos. Una encuesta especialmente llamativa fue la publicada por ABC-Washington Post, que ampliaba la victoria del ex vicepresidente hasta los 17 puntos en Wisconsin, donde finalmente ambos candidatos apenas han quedado a 20.000 votos de distancia, un 0,6%.

Pero las empresas demoscópicas no solo fallaron en la carrera a la Casa Blanca, tampoco acertaron en sus proyecciones sobre la renovación del Capitolio. En la Cámara de Representantes, los demócratas mantienen la mayoría, pero reducida por la inesperada mejora de sus rivales. En el Senado, el resultado es tan ajustado que habrá que esperar al 5 de enero para que Georgia vuelve a las urnas para elegir a sus senadores.

En un país tan polarizado como EE UU, donde apenas un 5% de electores se mostraba indeciso de a qué candidato votar, este variable no puede justificar el nuevo desfase de las encuestas en unas elecciones marcadas por una masiva participación.

Elecciones EEUU 2020: Pensilvania da la victoria a BidenTeresa Gallardo

Unas de las posibles razones detrás del fracaso demoscópico habría que buscarlo en el voto oculto que apoya a Trump. Muchos de sus simpatizantes habrían preferido mentir sobre el sentido de su voto al ser encuestados por sentirse demonizados por los medios de comunicación.

Una razón más general que afecta tanto a demócratas como a republicanos es la propia metodología de los sondeos. Saturados de llamadas comerciales a diario, muchos ciudadanos se muestran reticentes a dedicar su tiempo a contestar a los encuestadores. Y el identificador de llamada en los actuales teléfonos inteligentes les ayudan a poder desembarazarse más fácilmente de responder.

Lo aún más sorprendente es que los sondeos que manejaban los equipos de campaña demócrata y republicano no eran mucho más fiables que los publicados en los medios de comunicación. Tanto Trump como Biden se concentraron en los Estados más indecisos y se desentendieron de aquellos que tenían asegurados. Sin embargo, los resultados desmienten la ventaja demócrata en Texas y Florida, donde se impuso el presidente por seis y cuatro puntos, respectivamente.