Reino Unido juzga al joven que apuñaló 23 veces a su ex novia española

Cristina Ortiz Lozano, de 28 años, fue asesinada a cuchilladas en 2019. Según la fiscal, fue su “ex novio celoso que, en un ataque de rabia, la atacó frenéticamente, simplemente porque había salido con un hombre”

La joven española Cristina Ortiz Lozano, de 28 años, fue hallada muerta
La joven española Cristina Ortiz Lozano, de 28 años, fue hallada muertaredes socialesredes sociales

Dura jornada para los familiares y amigos de Cristina Ortiz Lozano, la española de 28 años que fue asesinada a puñaladas en 2019 por parte de su ex pareja Abdelaziz El Yechioui Ourzat en Reino Unido.

Los seres queridos de la “hermosa y amable” joven han revivido los últimos minutos de vida de Ortiz Lozano durante el juicio contra Ourzat. Un claro caso de violencia de género que tuvo lugar en Southampton.

La prensa británica recoge hoy algunos de los testimonios que se han escuchado durante el juicio antes de condenar a Ourzat, principal y único sospechoso del asesinato.

Al parecer, Ortiz Lozano había cortado con Ourzat ese mismo verano, después de una de sus borracheras. Se conocieron en Cornellá de Llobregat, en el colegio. Se conocían de toda la vida y habían estado juntos durante unos 12 años. Hacía dos años que se habían mudado a Southampton para intentar buscar un futuro mejor. La gota que colmó el vaso, según la prensa local, fue cuando Ourzat, español de origen marroquí, fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol.

Apenas un mes después, a finales de septiembre de 2019, la joven murió apuñalada después de haber tenido una cita con otro hombre. Ourzat que entonces tenía 29 años fue detenido ese mismo día por la Policía británica.

La joven española Cristina Ortiz-Lozano, de 28 años, fue hallada muerta en su domicilio de Winchester (Reino Unido. Su expareja ya ha sido detenida como presunto autor del crimen. La víctima, procedente de Cornellà de Llobregat, en Barcelona, presentaba signos de violencia. 

Los agentes hayaron el cuerpo de la joven el pasado 21 de septiembre sobre las 22:00 horas de la noche, según ha informado el cuerpo en un comunicado. Los resultados de la autopsia han revelado que la víctima murió por varias puñaladas asestadas con un arma blanca.

Tras una investigación preliminar, las autoridades han procedido a la detención de su expareja, Abdelaziz El Yechioui Ourzat, de 29 años, como presunto responsable de los hechos; aunque antes de ser interrogado, el joven tuvo que ingresar en el hospital por varias lesiones que los investigadores consideran que fueron producidas durante la agresión.

La fiscal encargada del caso, Bernadette Kearney, ha asegurado que el detenido está acusado del asesinato de Ortiz-Lozano tras las "evidencias" presentadas por la policía.
Abdelaziz El Yechioui Ourzat, de 29 años, presunto responsable de los hechosredes socialesLa Razón

“Escondido entre las sombras”

Según informa “The Sun”, el jurado escuchó cómo las cámaras de vigilancia CCTV habían grabado a Ourzat “escondido entre las sombras” fuera de un pub al que Ortiz-Lozano había acudido con un joven al que había conocido por la aplicación Tinder.

Ourtzat después siguió a la pareja hasta su casa. Ella entró en casa y Ourzat le siguió. La apuñaló 23 veces con un cuchillo de cocina. Su cita, aún estaba fuera.

Según recoge “The Sun”, la fiscal Kerry Maylin indicó al Tribunal de Winchester que Ourzat, de 30 años, era “un ex novio celoso que, en un ataque de rabia, la atacó frenéticamente, simplemente porque había salido con un hombre, y no con el señor Ourzat, en la noche de la matanza“.

Maylin añadió que la joven española “ya no podía lidiar con su volatilidad y su embriaguez”.

Hasta entonces, habían vivido juntos en Southampton. Ella trabajaba para la empresa de cruceros, Norwegian Cruise, mientras que Ourzat era un manipulador de equipajes en los muelles de la ciudad.

Ya cuando Ortiz-Lozano rompió con él y le pidió que se marchara, Ourzat hizo todo un escándalo. Gritó por toda la casa y causó desperfectos en el dormitorio y baño que compartían. Llegó a arrancar las lámparas y los radiadores de las paredes.

Entonces fue detenido por daños criminales, pero esto no frenó su obsesión con ella. Al poco tiempo comenzó a enviarle correos electrónicos en los que la llamaba “puta”, a pesar de no tener permitido ningún tipo de acercamiento a la joven

Una cita en Southampton

Según la prensa local, tras romper con Ourzat, Ortiz Lozano conoció a otro chico gracias a Tinder, Vincente. A finales de septiembre tuvo una cita con él. Primero fueron a tomar un helado y después a un pub de Southampton.

Es en este pub, Giddy Bridge, donde Ourzat estuvo escondido. “The Sun” recoge que la fiscal Maylin mostró al jurado las imágenes de Ourzat mirando a la pareja mientras se sentaban fuera del pub. Él se mantuvo escondido para que no lo vieran.

Después se fue a un supermercado Tesco y compró flores. Se las llevó a la casa de Ortiz Lozano para después volver al pub y entrar.

Cuando la joven española se dio cuenta de su presencia, pidió a su cita que se marcharan. De camino a casa, Ortiz Lozano le explicó a Vicente que tenía un ex novio abusador que tenía prohibido acercarse a ella y que le había visto, precisamente, en este pub.

Durante todo el camino, Ourzat continuaba detrás como han dejado constancia las cámaras de seguridad de las carreteras. Una vez la joven llegó a su hogar, Ourzat entró.

Vicente no sabía qué hacer. Sólo escuchaba ajetreo desde el interior de la casa. Pero una vez escuchó los gritos de la joven entró. Vio a Ortiz Lozano tendida en el suelo de la cocina. Ourzat tenía un cuchillo en una mano y en la otra el cuello de la joven.

Según la fiscal, Vicente vio que ella tenía los ojos abiertos, pero ya estaba muerta, pues no se movía. Ourzat, se volvió hacia él, cerró la puerta y continuó con su asalto contra su ex novia.

De acuerdo con “The Sun”, Maylin indicó que Ourzat, quien durante el juicio fue asistido por un traductor de español, había dicho a la Policía que fue ella quien le invitó a su casa antes de que comenzase la discusión. Rechazó las acusaciones de que la hubiera seguido aquella noche y que fue Ortiz Lozano la que lo había apuñalado primero.