Las autoridades locales israelíes recibirán listados de personas sin vacunar

Distintas organizaciones han mostrado su rechazo a esta nueva ley, a la que acusan de violar el derecho a la privacidad

Una mujer recibe su dosis de la vacuna Pfizer en una clínica móvil de Jersualén
Una mujer recibe su dosis de la vacuna Pfizer en una clínica móvil de Jersualén FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El Parlamento israelí (Knéset) aprobó hoy una ley que autoriza al Ministerio de Sanidad a enviar información de personas que no se han vacunado contra el coronavirus a las autoridades locales, en el marco de una fuerte campaña del Gobierno para incentivar la inmunización. Esta medida estará en vigor por un período de tres meses y permitirá que las autoridades locales reciban no solo información personal de quienes no se han vacunado o no se han presentado para recibir la segunda dosis de la vacuna, sino también sus vías directas de contacto.

A partir de ahora los gobiernos municipales no requerirán de las autoridades nacionales para sus campañas en favor de la vacunación, que se prevé estén dirigidas a quienes aún no han acudido a inocularse. Distintas organizaciones han mostrado su rechazo frente a esta nueva ley, a la que acusan de violar el derecho a la privacidad de la población.

Esta medida, sin embargo, no es una decisión aislada sino que se produce en el marco de una serie de iniciativas gubernamentales para incentivar la campaña de vacunación.

Pase verde

Estas iniciativas, que comenzaron como inocentes ofrecimientos de pizza, cerveza o dulces para quienes acudían a los centros de vacunación, fueron esta semana un paso más allá con la introducción de un pase verde que permite el ingreso únicamente de personas vacunadas a determinados sitios y actividades, contribuyendo a un debate ético instalado sobre los límites de dichas campañas gubernamentales.

Hasta el momento, más 4.5 millones de israelíes -casi la mitad de la población- han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer y poco más de tres millones también la segunda.

En base a estos datos, se estima que un millón de personas no son proclives a la vacunación en el país, ya que cerca de un tercio de la población es menor de 16 años y no necesita inocularse, unos 700.000 se han recuperado de la enfermedad y aún no pueden recibir su dosis y, sobre todo, que desde hace un mes la campaña alcanza a toda la población. EFE