Antonio Ledezma, imputado por conspiración y asociación

El Ministerio Público (MP) venezolano informó de que el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fue imputado por presuntamente incurrir en los delitos de “conspiración y asociación” por su supuesta vinculación en “planes conspirativos”

El Ministerio Público (MP) venezolano informó de que el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fue imputado por presuntamente incurrir en los delitos de “conspiración y asociación” por su supuesta vinculación en “planes conspirativos”

“En la audiencia de presentación, los fiscales 20ª nacional y auxiliar y 16° del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Katherine Harington, Yeison Moreno y José Orta, respectivamente, imputaron al burgomaestre por presuntamente incurrir en los delitos de conspiración y asociación”, indicó el MP a través de un comunicado.

El Tribunal dictó como centro de reclusión el penal militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas y donde también se encuentra preso el opositor Leopoldo López desde el 18 de febrero de 2014.

Los delitos que se le imputan a Ledezma están recogidos en el Código Penal y la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

La teoría de la conspiración

La caza de brujas en Venezuela se intensifica. La detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, por orden del Poder Ejecutivo que lidera Nicolás Maduro en Venezuela, provocó ayer la inmediata reacción de todo el arco opositor al Gobierno chavista. Entre las voces más destacadas y pese a ser la próxima en la lista negra, María Corina Machado tomó la responsabilidad de convocar una manifestación en contra de la brutal represión gubernamental, basada en una supuesta conspiración para derrocar al actual régimen, contenida en el documento denominado «Llamado a los venezolanos para una acuerdo nacional para la transición».

Machado es la tercera firmante de ese documento publicado el 11 de febrero. Los otros dos son Leopoldo López y el mismo Ledezma. Es decir, que la dirigente opositora es la única de los tres líderes antichavistas que no ha sido arrestada. La ex diputada reaccionó con duras críticas y una solicitud a la Organización de Estados Americanos: «En este momento, los venezolanos pedimos al secretario general de la OEA y a los gobiernos de los Estados miembros convocar a reunión de emergencia del Consejo Permanente», dijo.

La convocatoria de la oposición venezolana tuvo ayer una nutrida concurrencia. «El régimen tiene los días contados, por eso atacan a diestro y siniestro. No les tenemos miedo, hoy somos mayoría», afirmó desafiante Machado desde la Plaza Brión. El 11-F, un día antes de que se cumpliera un año de las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro –que dejaron 43 muertos por la brutal represión policial–, los dirigentes opositores emitieron un comunicado en el que llamaban a «un pacto nacional para superar la crisis» en Venezuela.

El alcalde de la zona metropolitana de Caracas, Antonio Ledezma, acérrimo crítico con los gobiernos de Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, fue detenido el jueves por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia de Venezuela (Sebin), algunos de ellos armados con fusiles y portando chalecos antibalas que tenían la identificación de la policía política. «A todos los fascistas le llega su día», afirmó Maduro en alusión a Ledezma, y añadió que el alcalde fue apresado por orden de la Fiscalía General y «va a ser procesado por la Justicia venezolana para que responda por todos los delitos cometidos contra la paz del país, la seguridad y la Constitución». El concejal opositor Héctor Urgelles informó de que el dirigente fue «sacado de sus oficinas por unos 50 hombres encapuchados sin orden de allanamiento». Además, aseguró que los agentes enmascarados provocaron destrozos en la oficina e insistió en que los hombres no se identificaron como miembros de un cuerpo policial. Tampoco estuvo presente un fiscal del Ministerio Público, como contemplan las leyes venezolanas para estos casos. Después de que pasaran varias horas sin información oficial acerca de la detención de Antonio Ledezma, el Ministerio Público finalmente confirmó el motivo del arresto: «Se imputará al burgomaestre por estar presuntamente incurso en hechos conspirativos para organizar y ejecutar actos violentos contra el Gobierno democráticamente constituido».

Aunque al principio no se sabía el paradero del opositor, el presidente del partido Alianza Bravo Pueblo y diputado a la Asamblea Nacional venezolana, Richard Blanco, informó de que la familia del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, pudo ingresar al Helicoide, una gran edificación con forma de pirámide. El Parlamentario venezolano indicó que la esposa del alcalde, Mitzy Capriles, tuvo un encuentro con Ledezma a quien encontró «con su posición firme y pidió que siguiéramos adelante». Blanco, por su parte, anunció que a partir de ahora asume el control político del partido Alianza Bravo Pueblo en el país, cargo que era desempeñado por Ledezma. Explicó que también se promoverán movilizaciones pacíficas para exigir la libertad del dirigente. «Antonio Ledezma es uno de los alcaldes más votados del país y es un funcionario que no ha cometido delitos», destacó. Ledezma llevaba siendo investigado desde hace un año y ya había recibido ataques e incluso disparos en sus anteriores oficinas en el centro el alcalde durante el mandato de Hugo Chávez. El fallecido comandante acabó despojándole de atribuciones mediante ordenanzas firmadas en la Asamblea dominada totalmente en aquel momento por el chavismo. «El Gobierno habla de movimientos de desestabilización y lo que desestabiliza el país es la corrupción», dijo Ledezma recientemente.

La medida contra el alcalde metropolitano reduce las posibilidades de que se abran nuevos canales de consenso entre el Gobierno y la oposición. Por este motivo, se prevén tiempos de mayor tensión en Venezuela en un año de elecciones parlamentarias.