Actualidad

Egipto sigue bombardeando al Estado Islámico en Libia en respuesta la matanza de coptos

Las fuerzas aéreas egipcias destruyeron “por completo” el centro principal de los grupos islamistas “Majlis al Shura” y “Muyahidín de Derna” en Derna

Aviones egipcios continúan bombardeando hoy posiciones «terroristas» en la ciudad de Derna, en el este de Libia, en respuesta al ataque perpetrado ayer por diez hombres contra un autobús en el que murieron 29 cristianos coptos y otros 13 resultaron heridos.

Publicidad

Aviones egipcios continúan bombardeando hoy posiciones «terroristas» en la ciudad de Derna, en el este de Libia, en respuesta al ataque perpetrado ayer por diez hombres contra un autobús en el que murieron 29 cristianos coptos y otros 13 resultaron heridos, según informó el Ejército.

El portavoz de las Fuerzas Armadas egipcias, el general Tamer al Refai, indicó en un comunicado a través de su página en Facebook que "de acuerdo con instrucciones del presidente (Abdelfatah) al Sisi, las fuerzas aéreas efectuaron ataques contra agrupaciones terroristas en Libia", en respuesta al atentado de ayer.

Publicidad

Al Rifai aseguró que la operación continúa hasta el momento después de que anoche los aviones realizaran al menos seis incursiones contra un campo de entrenamiento de yihadistas en la ciudad de Derna, uno de los principales feudos extremistas en Libia.

Publicidad

Esta operación se realizó en respuesta al ataque de ayer en el que diez hombres enmascarados acribillaron un autobús, en el que viajaban cristianos coptos, y que se dirigía al monasterio de San Samuel, en la provincia de Minia, en el sur de Egipto.

El atentado todavía no ha sido asumido por ningún grupo, pese a que el presidente egipcio acusase a la organización terrorista Estado Islámico (EI) de realizarlo.

Según Al Rifai, tienen los datos suficientes para confirmar que desde Derna se planificó el ataque de ayer.

Publicidad

Pocos minutos antes del anuncio de este bombardeo y en un discurso televisado, el presidente egipcio prometió acabar con los yihadistas y atacar sus campos de entrenamiento tanto "en suelo egipcio como extranjero".

Durante la alocución adujo que, como el EI está perdiendo terreno en Siria y en Libia, los combatientes están entrando a Egipto a través del Sinaí (norte) y por la frontera con Libia.

En 2015, la aviación egipcia bombardeó varias posiciones en Libia de las milicias extremistas vinculadas al EI en respuesta al vídeo del asesinato de 21 coptos egipcios.

Según la agencia oficial de noticias, MENA, que citó a fuentes oficiales de alto rango, las fuerzas aéreas egipcias destruyeron “por completo” el centro principal de los grupos islamistas “Majlis al Shura” y “Muyahidín de Derna” en Derna, uno de los principales bastiones de los grupos yihadistas en Libia.

Justo antes, el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, había acusado al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de perpetrar el ataque en el que han muerto 28 cristianos coptos y aseguró que Egipto “no dudará en atacar campos de entrenamiento terroristas”.

En un discurso televisado, el mandatario prometió acabar con los yihadistas y aseguró que no dudará en atacar posiciones y campamentos donde se refugian los extremistas, tanto “en territorio egipcio como en el extranjero”.

Pese a que Al Sisi ha acusado al EI de haber realizado el ataque, hasta el momento ningún grupo ha asumido la autoría del atentado contra un autobús en el que 28 cristianos coptos murieron cuando se dirigían al monasterio de San Samuel, en la provincia de Minia, en el sur de Egipto.

Según el presidente,“estos ataques tienen como objetivo acabar con el estado egipcio”, pues “el Dáesh (acrónimo en árabe del EI) tiene como fin separar y romper la unión entre los egipcios”.

Estos atentados, el tercero contra la minoría copta en los últimos seis meses, son unos claros “mensajes de los terroristas para decirles a los cristianos que el Gobierno egipcio no les protege”, adujo.

En su alocución, además de mostrar sus condolencias a las familias de los fallecidos, el presidente egipcio advirtió de que el EI está “casi derrotado en Siria”, y por ese motivo, muchos combatientes acuden ahora a Egipto a través del Sinaí, donde tiene su base el grupo Wilayat Sina (Provincia del Sinaí), la rama egipcia del EI.

Igualmente, afirmó que a través de los territorios fronterizos con Libia, muchos combatientes entran en el país.

Por último, tuvo unas palabras para el presidente de EEUU, Donald Trump, asegurando que tiene confianza en “su capacidad para tener éxito en su primera misión para luchar contra el terrorismo”.

Esto viene después de que ambos líderes, junto a más de 50 mandatarios de países de mayoría musulmana, se reunieran la semana pasada en Riad para lanzar una estrategia contra el extremismo e inaugurar un centro para luchar contra su ideología.