Bruselas pide más medios para Frontex

La RazónLa Razón

«Tenemos mucho dinero, pero no aviones, ni guardias de fronteras», reconocía ayer con impotencia Gil Arias, el director adjunto de la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) en declaraciones a RNE antes de reclamar a los Estados miembros de la UE «desplegar los medios a los que se comprometieron» para hacer frente a la ola de inmigrantes en el Mediterráneo.

En la misma línea, desde Bruselas el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, envió una carta a los ministros de Interior de los Veintiocho para cooperar con Frontex, especialmente con el desbordado Gobierno griego, principal puerta de entrada de «sin papeles» en el Viejo Continente. «Los Veintiocho han acordado triplicar los recursos y activos de la operación de vigilancia marítima Tritón y Poseidón. En el caso del primer programa se ha triplicado la financiación y los activos, pero en el segundo no ha sido el caso y la fecha dada para ello venció el 31 de julio», recordó la portavoz del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud. «Lo que esperamos ahora de los Estados miembros es que cumplan con sus compromisos y aportar los activos necesarios», sobre todo recursos humanos y equipos técnicos, a fin de poder apoyar las operaciones de Frontex en Grecia y también en Hungría, añadió.

La CE consideró que la situación que vive Grecia por la llegada masiva de inmigrantes requiere una respuesta europea colectiva y «urgente», sobre todo en lo que se refiere a las condiciones en las que se hallan los inmigrantes en la isla griega de Kos, y aseguró que Avramopoulos está en permanente contacto con las autoridades helenas. Los inmigrantes tienen que esperar largas horas en un estadio de fútbol para registrarse y obtener documentos de viaje y algunas personas se han desmayado por la aglomeración y las altas temperaturas, mientras otras han protestado por la falta de comida, las malas condiciones higiénicas y la dificultad para lograr los papeles.