MENÚ
lunes 21 enero 2019
23:16
Actualizado

Bruselas promete que el «backstop» será temporal

La UE se niega a renegociar, pero da garantías legales a Londres sobre la salvaguarda irlandesa

  • Un manifestante pro Unión Europea protesta delante del parlamento británico, hoy/AP
    Un manifestante pro Unión Europea protesta delante del parlamento británico, hoy/AP
Londres.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de enero de 2019. 04:22h

Comentada
Mirentxu Arroqui.  Londres. 14/1/2019

Bruselas cumplió ayer su parte del trato. Tal y como esta previsto, las autoridades comunitarias enviaron a una misiva a Theresa May en la que se aclaran algunas cuestiones relativas al «backstop», pero sin ninguna puerta abierta a una posible renegociación del acuerdo. Un leve gesto de buena voluntad que puede mostrarse insuficiente, pero que deja claro que los Veintisiete no tienen ninguna intención de humillar a Londres tras 45 años de turbulento matrimonio. La carta firmada por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Junker, y del Consejo, Donald Tusk, reitera que el «bakstop» irlandés tan solo se aplicaría de manera «temporal» si no se ha alcanzado un acuerdo sobre la solución futura entre los dos bloques cuando expire el periodo transitorio en diciembre de 2020. En ese caso, la solución de emergencia se extendería solo un periodo «estrictamente necesario». Hasta aquí son pocas las novedades respecto al texto pactado por los Veintisiete en diciembre.

Como principal sorpresa, las autoridades comunitarias clarifican que el texto antes citado tienen «valor legal» y que esta declaración política puede ser publicada al lado del acuerdo de salida en el Diario Oficial de la UE, a pesar de la diferente naturaleza de los dos documentos. Dentro también de las novedades de la larga misiva de cuatro páginas, los dos líderes europeos se comprometen a acelerar la puesta en marcha del acuerdo futuro para evitar el «backstop» irlandés. En este sentido, la carta abre la puerta a la aplicación anticipada de ciertas partes del acuerdo futuro si la ratificación encalla en alguna capital europea. Aquí el ejemplo más reciente es el Acuerdo de Libre Comercio con Canadá y el retraso sufrido por la negativa del Parlamento valón a dar el «sí».

Tras la publicación de la carta, los portavoces comunitarios no quisieron entrar en valoraciones sobre posibles escenarios alternativos si el Parlamento de Westminter da la espalda hoy al documento. Desde hace semanas, en los pasillos comunitarios son habituales las especulaciones sobre una posible extensión del Artículo 50 como modo de evitar un Brexit caótico el 29 de marzo. Fuentes diplomáticas apuntan al mes de julio como fecha límite para la prórroga (antes de la primera sesión de la nueva Eurocámara tras las elecciones), aunque no descartan una solución «jurídicamente imaginativa» de última hora que consiga sortear la fecha de los comicios europeos más allá de este límite. En este caso, los contras (situación de los eurodiputados británicos) son tanto técnicos como políticos ante el peligro de que las negociaciones se conviertan en un eterno retorno sin fin.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs