Cónclave de mandatarios para despedir a Simon Peres

Coronas de flores junto a un retrato de Simon Peres en la plaza del Parlamento de Israel, ayer, en la ciudad de Jerusalén
Coronas de flores junto a un retrato de Simon Peres en la plaza del Parlamento de Israel, ayer, en la ciudad de Jerusalén

En medio de un despliegue de seguridad casi sin precedentes, hoy se celebrará el funeral del ex presidente de Israel Simon Peres, fallecido el martes tras dos semanas de hospitalización por un derrame cerebral. Está previsto que participen en las exequias 60 delegaciones del exterior, con el desafío especial que supone la llegada de gobernantes de diferentes partes del mundo. El Rey Felipe VI, el presidente estadounidense Barack Obama y el francés François Hollande son sólo algunos de los dirigentes que estarán hoy en Jerusalén. Obama dijo antes de partir que la mejor forma de honrar a Peres es retomar el diálogo entre árabes e israelíes.

El sepelio tendrá lugar en el Monte Hertzel, donde será enterrado en la sección de los Grandes de la Nación. El primero en llegar ayer fue el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, que fue directo del aeropuerto internacional Ben Gurion a la Knesset, sede del parlamento, para rendir sus respetos al último fundador del Estado de Israel.

Desde primera hora de la mañana de ayer sus restos mortales quedaron expuestos en el patio del parlamento para recibir a las miles de personas que quisieron decir adiós a una de las figuras israelíes más internacionales. Ciudadanos de diferentes sectores de la población, religiosos y laicos, de diferentes posturas políticas y credos, se acercaron a despedir al gigante político que fue Simon Peres. «He venido simplemente a presentar mis respetos a un hombre que se merece mucho más de lo que hemos hecho por él. Creo que no se le ha hecho justicia. Era un gran hombre que no consiguió ver cumplido su cometido, y lo que nos ha dejado es la esperanza de que algún día la relación con nuestros vecinos (los palestinos) cambie para bien», dijo a Efe Adam Herbs, con gesto serio.

El actual presidente, Reuven Rivlin, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, el presidente de la Cámara, Yuli Edelstein, y el jefe de la oposición y dirigente laborista, Itzhak Herzog, fueron los primeros en desfilar ante del féretro y hacer una ofrenda floral.

Abas asistirá al funeral

Ayer por la tarde se confirmó que también el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas, participará en el funeral al frente de una delegación compuesta por otras figuras palestinas de alto rango, entre ellas el conocido negociador Saeb Erekat. La relación entre Peres y Abas es conocida desde que ambos participaron en todo el proceso negociador que en 1993 condujo a la firma de los Acuerdos de Oslo, que supusieron el reconocimiento mutuo entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina. De fondo hay una fuerte polémica en el mundo árabe en general y el palestino en particular, con críticas en las redes sociales a la figura de Peres. Mientras la población de Israel lo ve como sinónimo de la lucha por el proceso de paz, entre los árabes no pocos lo recuerdan como el «padre del programa nuclear israelí» y como «responsable de la muerte de civiles libaneses y palestinos».