Rosa María Payá: «Impunidad y represión: todo sigue igual en Cuba»

Luis Almagro iba a recibir un premio en memoria del disidente cubano Oswaldo Payá,, fallecido en 2012

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, informó de que Cuba le denegó el visado de entrada para recibir un premio en memoria del disidente cubano Oswaldo Payá

Cuba prohíbe la entrada del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien iba a recibir un premio de manos de Payá. Su veto se suma al del ex presidente mexicano, Felipe Calderón, y la ex ministra chilena, Mariana Aylwin.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció ayer que las autoridades de Cuba le negaron el visado para entrar en la isla. Almagro iba a ser galardonado con el primer Premio Oswaldo Payá, «Libertad y Vida» en una ceremonia organizada por su mujer y su hija en el hogar del fallecido disidente político. «Mi solicitud de visa para el pasaporte oficial de la OEA fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington», lamentó Almagro en una carta a Rosa María Payá. Pese a la posición y que Almagro posee pasaporte diplomático uruguayo, el motivo de la visita no gustó a las autoridades cubanas. Pero no es el primero al que se prohíbe el acceso a la isla. México y Chile expresaron también su malestar por la decisión de Cuba de negar el ingreso al ex presidente mexicano Felipe Calderón y a la ex ministra chilena Mariana Aylwin, invitados también a la humilde ceremonia.

En declaraciones a LA RAZÓN, Rosa María Payá estaba esperanzada de que a pesar de la represión sus invitados pudieran llegar al acto. Almagro ha sido nominado por los miembros de La Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia «porque es una persona excepcional y comprometida por la lucha por la democracia en la región. Se tuvo en cuenta su labor en defensa de la Carta Interamericana, el giro positivo en función de una actuación más participativa de la OEA y, en específico, en el caso venezolano». Para Payá, «ha sido encomiable su actitud en favor del revocatorio en Venezuela».

La hija del histórico disidente reconoce que en materia de Derechos Humanos no ha cambiado nada en Cuba tras la muerte de Fidel Castro. «Todo sigue igual: el nivel de impunidad, la represión... No hay una reacción a la violencia del régimen, por lo que esperamos que también desde Europa y España se alce la voz para proteger a los cubanos y también en favor del derecho a decidir en Cuba». Payá ya denunciaba que necesitaban el apoyo de la comunidad internacional para que no funcionasen las presiones del régimen ni para las autoridades invitadas ni para el resto de cubanos, sin embargo, el veto de Cuba ha llegado hasta la OEA, México o Chile.

"La Embajada de Cuba en la República de Chile informa que una grave provocación internacional contra el Gobierno cubano fue gestada por un grupo ilegal anticubano que actúa contra el orden constitucional y que concita el repudio del pueblo, con el contubernio y financiamiento de políticos e instituciones extranjeras, a fin de generar inestabilidad interna y, a la vez, afectar nuestras relaciones diplomáticas con otros países", dice la nota de la Embajada cubana.

De hecho, la joven activista teme que las autoridades no le dejen salir de Cuba. Con el premio Oswaldo Payá “Libertad y Vida”, “intentamos mantener vivo el legado de mi padre, asesinado hoy hace cuatro años y siete meses. Sigue existiendo la necesidad de que haya una investigación independiente y detener la impunidad de las autoridades cubanas”.