Política

Danzas tradicionales xhosa para recibir a Mandela en su pueblo

Decenas de personas esperan, entre danzas tradicionales, los restos mortales de Nelson Mandela a la pequeña aldea de Qunu, en el sureste de Sudáfrica, adonde el féretro llegará después del mediodía para ser enterrado mañana.

"He venido desde cerca de la ciudad de East London, a unas tres horas, porque quiero rendir mi último tributo a Nelson Mandela", dijo a EFE la joven Lungelo Magengelwa, enfundada en una camiseta amarilla con el rostro del expresidente.

"Es un momento muy emocionante, estoy a punto de llorar", añadió Magengelwa.

Junto a ella, mujeres vestidas con atuendos tradicionales xhosa -la etnia mayoritaria en la zona y a la que pertenecía también Mandela- bailan y cantan canciones en su idioma en recuerdo de su vecino más ilustre.

Mientras tanto, los organizadores del funeral en Qunu reparten banderas a quienes ocupan, a la altura de la localidad, los márgenes a ambos lados de la carretera N2, por la que llegará el cortejo fúnebre.

Un hombre despliega una enseña de Sudáfrica con el rostro de Mandela en el centro.

Entretanto, de la localidad de Nkalane, situada frente a Qunu, al otro lado de la carretera, grupos de niños y jóvenes salen de sus casas de forma circular y tejados de paja y bajan a la calzada para ver pasar el féretro del antiguo activista contra el "apartheid".

Dos cordones policiales en ambas cuentas mantienen a vecinos y periodistas fuera de la calzada, donde cada pocos minutos pasan a gran velocidad vehículos policiales o de protocolo con las sirenas encendidas.

El avión con los restos de Nelson Mandela despegó hoy a las 11.58 hora local (09:58 GMT) de la base militar aérea de Waterkloof, cerca de Pretoria, con rumbo al aeropuerto de Mthatha, capital de la región en la que se encuentra Qunu.

El funeral de Estado por el antiguo estadista tendrá lugar mañana en esta aldea, en la que creció y en la que él pidió ser enterrado.