Detenidas 14 personas en el desalojo pacífico de la Universidad de Atenas

Varios anarquistas se enfrentan a los antidisturbios durante una protesta ayer en la Universidad de Atenas
Varios anarquistas se enfrentan a los antidisturbios durante una protesta ayer en la Universidad de Atenas

La policía desalojó hoy de forma pacífica la Universidad de Atenas y detuvo a 14 personas, después de que ayer se produjesen enfrentamientos entre los agentes y un grupo de manifestantes durante una marcha.

La policía desalojó hoy de forma pacífica la Universidad de Atenas y detuvo a 14 personas, después de que ayer se produjesen enfrentamientos entre los agentes y un grupo de manifestantes durante una marcha. El edificio, sede del rectorado de la Universidad de Atenas, llevaba ocupado diecinueve días por miembros de colectivos anarquistas que exigían el cierre de las cárceles de alta seguridad para terroristas y en solidaridad con los presos del grupo anarquista "Conspiración de Núcleos del Fuego".

La policía pidió a los ocupantes que abandonasen el edificio, pero tras su negativa los agentes penetraron en el interior a través de una puerta lateral y de los balcones. El desalojo se produjo de forma pacífica, mientras fuera del rectorado se congregó un grupo de personas, que coreaban consignas en solidaridad con los desalojados.

Según las primeras informaciones policiales, no se han registrado desperfectos en las instalaciones, como temían las autoridades.

En una manifestación contra la mina de oro de la turística península de Calcédica, en el norte de Grecia, que tuvo lugar ayer, un grupo de manifestantes, tras intentar romper el cordón policial que cercaba la universidad, incendió contenedores y lanzó piedras contra los agentes, tras lo que éstos respondieron con gases lacrimógenos y bombas aturdidoras.

Los incidentes continuaron durante la madrugada en el céntrico barrio ateniense de Exarjia, donde los anarquistas quemaron contenedores y lanzaron cócteles molotov a los agentes.

En estos casi veinte días se han producido numerosas detenciones, entre ellas la de un español, según confirmaron a Efe fuentes de la Embajada española en Grecia.

La ocupación de la Universidad ha generado división de opiniones en el seno de Syriza y críticas por parte de la oposición que pedían una intervención policial.

El ministro de Protección Ciudadana, Yanis Panusis, quien se posicionó en desacuerdo sobre cómo el Gobierno estaba gestionando el asunto, ya había anunciado que el desalojo sería inminente.

La principal reivindicación de los ocupantes, la supresión de las cárceles de máxima seguridad, forma parte de un proyecto de ley para modificar la política carcelaria que está previsto que el Parlamento vote hoy. Efe