El ELN entrega a Cruz Roja al canadiense que tenía secuestrado en Colombia

El geólogo canadiense Jernoc Wobert, que estuvo más de siete meses secuestrado en Colombia por la guerrilla del ELN, fue entregado hoy a una comisión humanitaria encabezada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), informó este organismo.

El geólogo canadiense Jernoc Wobert fue entregado hoy por la guerrilla colombiana del ELN a una misión humanitaria encabezada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) tras permanecer más de siete meses secuestrado, informó este organismo.

La entrega se hizo en el sur del departamento de Bolívar, la misma región del norte de Colombia en la que fue hecho cautivo el pasado 18 de enero por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país.

"El señor Wobert fue entregado por el ELN en una zona rural del sur de Bolívar a una misión humanitaria integrada por delegados del CICR y, a petición del ELN, por el arzobispo de Cali y el superior de la comunidad jesuita en Colombia", señaló el CICR en un comunicado.

Un helicóptero del CICR "transporta en estos momentos al ciudadano canadiense", agregó el organismo sin revelar el lugar al que será trasladado pero que puede ser a la ciudad de Barrancabermeja, 421 kilómetros al norte de Bogotá, de donde partió hoy la misión humanitaria.

"Un médico del CICR examinó al señor Wobert para comprobar su estado general de salud y nos alegra saber que pronto podrá reencontrarse con sus familiares", dijo el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Jordi Raich.

El ELN había confirmado que hoy liberaría al geólogo canadiense en un mensaje divulgado por su Comando Central y leído por su máximo líder, Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino".

La misión humanitaria que recibió al canadiense está integrada, además de los delegados del CICR, por el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, y por el padre Francisco de Roux, superior de la comunidad jesuita de Colombia.

Wobert fue secuestrado cuando descansaba en un campamento de la mina de oro Casa de Barro en Norosí (Bolívar) junto con dos ciudadanos peruanos y tres colombianos que fueron liberados poco después.

Raich reiteró "la disposición del CICR para continuar prestando buenos oficios como intermediario neutral en la liberación de otras personas en poder de grupos armados"en Colombia.

Según el organismo, en lo que va de año el CICR ha facilitado la liberación de 15 personas en poder de grupos al margen de la ley en el país.