El puño de hierro

Análisis. Parte de los civiles serán trasladados a zonas controladas por el régimen donde serán ejecutados

La Razón
La RazónLa Razón

–¿Qué posibilidades hay de que los rebeldes evacuados sean asesinados por el régimen? ¿Y los civiles?

–Lo que vemos en este momento es un acuerdo entre Turquía, Rusia y el régimen de Asad que permite a las fuerzas rebeldes y civiles salir y trasladarse a la provincia de Idlib, donde la federación de yihadistas del Frente de Conquista del Levante tiene una importante presencia. Los rebeldes que opten por quedarse en Alepo morirán.

–¿Las zonas a las que son trasladados son seguras?

–Los civiles que buscan reubicación tienen la opción entre ser llevados hacia zonas controladas por el régimen de Asad o por los rebeldes. El este de Alepo ha sido un bastión rebelde importante, así que supongo que la mayoría querrá ser enviada a la provincia de Idlib, donde se reencontrarán con familiares. Los que decidan o les instalen por obligación (especialmente hombres) en territorios del régimen, serán escrutados y algunos, asesinados.

–¿La Justicia internacional juzgará a Asad por crímenes contra la humanidad?

–A pesar del discurso de la comunidad internacional condenando las masacres de Asad, no creo que sea juzgado por ellas salvo que sea capturado o derrocado por un golpe militar, lo cual es imposible.

–¿Nos encontramos más cerca del final de la guerra siria tras la caída del gran bastión rebelde?

–No, la guerra continuará «sine die» porque los rebeldes seguirán siendo apoyados por los árabes del Golfo Pérsico y también por Turquía. Además, los grupos islamistas no saben poner fin a una guerra, defienden la lucha hasta la muerte. Por su parte, Asad reforzará sus posiciones en las principales ciudades (Damasco y Alepo), así como la frontera libanesa, que es clave para sus aliados chiíes de la milicia de Hizbulá, brazo armado de Irán.

*Experto en estudios de Seguridad y Justicia Criminal de la Angelo State University de Texas