Internacional

Análisis

“Rusia quiere minar el apoyo de Occidente a Ucrania con una nueva crisis de refugiados”

Para el analista del “think tank” ECFR, Rafael Loss, los bombardeos masivos sobre ciudades ucranianas forman parte de una estrategia de terror por parte del Kremlin para amilanar a la población civil

Kateryna, de 36, años, una trabajadora del hospital maternal Puscha Vodytsia, busca ropa para ser reciclada en un suburbio de Kyiv
Kateryna, de 36, años, una trabajadora del hospital maternal Puscha Vodytsia, busca ropa para ser reciclada en un suburbio de KyivAndrew KravchenkoAgencia AP

Hay 4,5 millones de personas sin electricidad en Ucrania y el 80% de las casas de Kyiv no tienen agua. ¿El invierno es la nueva arma de Putin?

Desde luego el invierno ofrece al presidente ruso nuevas oportunidades para cambiar la estrategia. Normalmente en el invierno suele frenarse la actividad bélica porque maniobrar resulta más difícil cuando las condiciones metrológicas son adversas, el suelo está resbaladizo por las precipitaciones, por lo que hace complicado llevar a cabo ofensivas a gran escala. Los próximos meses van a estar destinados a cubrir las líneas de defensas rusas sobre el territorio ucraniano, desplegar más tropas y aumentar su densidad para, a la postre, impedir contraofensivas ucranianas como las que se han producido con tanto éxito en los últimos meses. Tenemos el ejemplo de Jarkiv donde expulsaron a las fuerzas rusas. Los ucranianos explotaron las debilidades rusas en el frente y rodearon a las tropas hasta provocar su retirada. Eso va a ser más difícil en los próximos meses. En definitiva, Vladimir Putin va a aprovechar estos meses para fortalecer sus posiciones en distintas áreas y marcar nuevas líneas que serán defendidas por unas tropas renovadas a través de la movilización parcial. En este “impasse”, Moscú está llevando a cabo una campaña de terror contra la población civil ucraniana. Hemos visto cómo se han intensificado los bombardeos contra zonas residenciales e infraestructuras esenciales por todo el territorio. Así que efectivamente el invierno se ha convertido en una nueva arma de Putin.

¿Cuál es el objetivo de esta campaña de terror contra la población civil?

Hay tres patas en esta estrategia que está al servicio de la campaña de desinformación que el Kremlin ha diseñado para dañar el apoyo de Occidente a Ucrania. Para los rusos el respaldo de EE UU y Europa es el centro de gravedad de la defensa ucraniana con su envío constante de armas y municiones, pero también con el soporte económico y humanitario. Sin esta ayuda los ucranianos no podrían resistir durante mucho más tiempo. Con los bombardeos masivos y las imágenes que dejan, el Kremlin busca minar este apoyo político de Occidente a Ucrania. Rusia, a su vez, trata de provocar una nueva oleada de refugiados hacia Europa. Hasta ahora la mayor parte de los desplazados por la guerra son internos, tras los últimos ataques podrían tratar de nuevo de ingresar en los países de la UE. Este flujo de población añadirá más presión a Occidente. La tercera pata de la estrategia es la crisis de la energía que seguirá siendo utilizada por Putin. Europa depende de una infraestructura masiva para poder mover la energía dentro del continente. El sabotaje del gaseoducto NordStream fue una demostración de la capacidad de Rusia para dañar este tipo de infraestructuras. Europa importa ahora una gran cantidad de gas desde Noruega por un conducto similar al NordStream situado en el Mar del Norte. Ésta y otras infraestructuras críticas pueden por tanto convertirse en un objetivo ruso en algún momento durante este invierno.

¿Cómo pueden estas condiciones extremas afectar al curso de la guerra?

Cada vez hay más argumentos a favor de suministrar a Ucrania tanques occidentales y vehículos de combate. Ucrania ha solicitado desde el principio los vehículos todoterreno Hummer para poder moverse en superficies pantanosas durante el invierno. Occidente no ha llegado hasta ahora a un acuerdo para enviar este material pero ahora se puede retomar la discusión. Ucrania debe contar con las condiciones adecuadas para preparar una nueva ofensiva de cara a primavera.

¿Existe la posibilidad de que el deterioro de la guerra y la crisis energética brinde una oportunidad para las negociaciones?

No creo que haya mucho espacio en este momento para las negociaciones. La retirada de Rusia del acuerdo de los cereales mediado por Turquía con el apoyo de los países occidentales es una demostración de que la diplomacia no puede por ahora brindar un enfriamiento de la guerra ni una solución política. Moscú dice mostrar una disponibilidad para retomar el acuerdo de los cereales pero Ucrania asegura que sigue bloqueando la salida de los buques. Las ofensivas siguen adelante y si Zelenski consigue retomar más territorio quizás si esté en el futuro en una mejor posición para sentarse en la mesa de negociación. Por otro lado, las ambiciones estratégicas con las que Putin inició la invasión siguen siendo las mismas. No se ha moderado. El presidente ruso sigue pensando que Ucrania debe ser erradicada como un Estado independiente.

¿La retirada de Rusia de Jersón es estratégica o es otro síntoma más de la derrota miliar de los rusos en Ucrania?

La situación de las fuerzas rusas en Jersón era cada vez más insostenible en la parte occidental del río Dniéper en la ciudad de Jersón. Las fuerzas ucranianas durante el último mes han estado atacando las líneas de suministro de la capital haciendo cada vez más difícil la continuidad de las tropas rusas en Jersón. El mando militar se ha trasladado de la capital a Crimea. Han seguido movilizando fuerzas para hacer más difícil el avance ucraniano pero el objetivo es que el ejército de Kyiv retome por completo la capital y la zona occidental del río en las próximas seis semanas, antes de finales de año. El río se convertirá en una nueva línea de defensa entre las tropas rusas y ucranianas y los dos bandos estarán en mejor condiciones para defenderla.

*Rafael Loss es coordinador de Proyectos paneuropeos en el European Council on Foreign Relations (ECFR) en Berlín Twitter: @_RafaelLoss