Fernando González, uno de «los cinco», vuelve a Cuba tras 15 años de condena en EEUU

Fernando González, uno de 'los cinco' agentes cubanos condenados a 15 años de cárcel por terrorismo en Estados Unidos, ya ha llegado a la isla caribeña, un día después de que cumpliera su condena en una cárcel de Arizona.

"Fernando González ha llegado hoy a La Habana, después de cumplir su injusta y larga condena en una prisión estadounidense", ha informado este viernes el diario oficial 'Granma'.

González, conocido también como 'Rubén Campa', abandonó el centro correccional de Safford, ubicado en el sur de Arizona, a las 4:00 (hora local) del jueves, tras cumplir íntegramente su condena, según ha detallado el portavoz penitenciario, Chris Burke.

Después, el considerado "héroe nacional"en Cuba "fue puesto a disposición de los servicios de inmigración para iniciar el proceso de deportación", que, tal y como habían adelantado las autoridades estadounidenses, ha sido muy rápido.

González fue detenido --junto a René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino-- en 1998 por el FBI y en 2001 fueron declarados culpables de 26 cargos por espiar para el Gobierno de Fidel Castro.

Estados Unidos sostiene que se infiltraron en los grupos opositores asentados en Miami e intentaron adentrarse en instalaciones militares en el país norteamericano para enviar toda la información a La Habana, aunque sin éxito.

Cuba, por su parte, considera que 'los cinco' son unos héroes nacionales que fueron encarcelados injustamente en Estados Unidos por recabar información sobre grupos de exiliados cubanos que supuestamente planificaban atentar en la isla caribeña.

González, de 50 años de edad, fue condenado inicialmente a 19 años de cárcel, que después se redujeron a 17 años con el fallo de apelación de 2008 y que finalmente quedaron en 15 años, cinco meses y 15 días por buena conducta.

Los otros cuatro

Su compañero René Gonzáles fue liberado en 2011 tras cumplir una condena de 13 años de cárcel. Inmediatamente después volvió a territorio cubano, aunque para ello tuvo que renunciar a la ciudadanía estadounidense, que le habría obligado a estar tres años bajo libertad vigilada en Florida.

Los tres restantes todavía siguen encarcelados en Estados Unidos. Gerardo Hernández cumple una doble cadena perpetua por derribar dos pequeños aviones estadounidenses frente a las costas de Cuba en 1996, acabando con la vida de cuatro personas.

Guerrero y Labañino, por su parte, han conseguido reducir sus condenas. El primero cumple 21 años y diez meses de cárcel y está previsto que salga de prisión en septiembre de 2017. El segundo recuperará su libertad en octubre de 2024, después de 30 años encarcelado.

Intercambio con Gross

Cuba ha intentado vincular el caso de 'los cinco' al de Alan Gross, contratista estadounidense condenado en 2009 a 15 años de prisión por introducir equipos de comunicación por satélite --prohibidos por las autoridades cubanas-- en el país.

Estados Unidos ha pedido insistentemente la liberación de Gross atendiendo a razones humanitarias, ya que su estado de salud es muy delicado, y ha enviado a Cuba a varios representantes para negociar las condiciones, aunque sin éxito.

La Habana ha propuesto liberar a Gross a cambio de la liberación de los miembros aún encarcelados de 'los cinco', algo a lo que Washington se ha negado tajantemente insistiendo en que Gross no ha participado en actividades terroristas.