Firma histórica sobre Macedonia del Norte

La «paz» firmada con Grecia abre la puerta de la UE y la OTAN a la ex república yugoslava

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su homónimo macedonio, Zoran Zaev / Efe
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su homónimo macedonio, Zoran Zaev / Efe

La «paz» firmada con Grecia abre la puerta de la UE y la OTAN a la ex república yugoslava.

Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) dejaron ayer tres décadas de disputas tras llegar a un acuerdo sobre el nombre de la ex república yugoslava, lo que abre el paso para la admisión de este pequeño país en la Unión Europea y la OTAN. La ARYM pasará a llamarse República de Macedonia del Norte, según refleja el documento firmado ayer por los ministros de Asuntos Exteriores griego, Nikos Kotzias, y macedonio, Nikola Dimitrov, así como por el mediador de la ONU, Matthew Nimetz. Una firma llevada a cabo en presencia de los primeros ministros Alexis Tsipras y Zoran Zaev en una ceremonia celebrada a orillas del idílico lago Prespes, en los límites entre Grecia, Albania y Macedonia.

El acuerdo todavía requiere la aprobación de los dos parlamentos y un referéndum en Macedonia, por lo que su puesta de largo aún está lejos dada la firme oposición encontrada entre la oposición y los sectores más nacionalistas de los dos países. «Muy pocos pensaban que seríamos capaces de dejar atrás 26 años de infructuosas disputas», dijo Alexis Tsipras. «Estamos aquí para hacer frente al peso de nuestra historia. Estamos aquí para dirigirnos a los pueblos de los Balcanes, que han sido golpeados por chauvinismo, limpiezas étnicas, cambios de fronteras y el imperio del miedo. Estamos aquí mirando la historia de nuestros pueblos. Estamos aquí para cumplir con nuestro deber patriótico», añadió el primer ministro griego, antes de recalcar junto a Zaev que este pacto que «abre el camino hacia la paz y la cooperación» ha requerido ante todo «valentía».

Ahora arranca el proceso de ratificación en ambos países. En la Constitución de la ARYM el nombre que figura es República de Macedonia, denominación aceptada por 140 países pero rechazada por Grecia. Entre los puntos que recoge el trato figura, además del nombre definitivo de ARYM, que la lengua será el macedonio y el gentilicio «de Macedonia del Norte». Ambos países reconocen que su respectivo entendimiento del término «Macedonia» o «macedonio» alude a contextos históricos y herencias culturales distintos. Reuters