Fracasa la moción de censura contra Samaras

Antonis Samaras, primer ministro griego

Fracasó el último intento de la oposición griega para derribar el Gobierno del primer ministro, Antonis Samaras. La mayoría de conservadores (Nueva Democracia) y socialistas (Pasok) superó anoche la moción de censura presentada el jueves por la Coalición de Izquierdas (Syriza), que sólo fue apoyada por 124 de los 300 diputados del Parlamento. Su líder, Alexis Tsipras, decidió presentarla después de que la Policía desalojara la sede de la clausurada televisión pública ERT tras cinco meses de encierro. «Si están dispuestos a votar otra vez a favor de la política de los dos millones de desempleados, del cierre de [la radiotelevisión pública] ERT y de la crisis humanitaria, que lo hagan», afirmó Nikos Vutsis, portavoz parlamentario de Syiriza.

Desde el Ejecutivo, Samaras volvió a acusar al principal partido de la oposición de dañar la imagen de Grecia precisamente cuando la troika se encuentra en Atenas para negociar el desembolso de otros ml millones de euros. «Habéis perdido todo sentido de la medida y de la seriedad. (...) Habéis fracasado en vuestro intento de derribar el Gobierno mediante huelgas e intentáis derribarlo en el Parlamento, y todo eso en un periodo en que por primera vez Grecia es considerada un factor de estabilidad en la región», respondió el primer ministro. En este mismo sentido, se pronunció el líder socialista y ministro de Exteriores, Evangelos Venizelos: «La moción de censura es una muestra del callejón sin salida en que se encuentra la política de Syriza. Es un acto extremista desde el punto de vista institucional, y nacionalmente irresponsable».