Actualidad

Venezuela sigue sufriendo cortes de luz en buena parte del país

El Gobierno insiste en que la causa fue un “ataque electromagnético”, pero los expertos rechazan esa teoría

El Gobierno insiste en que la causa fue un “ataque electromagnético”, pero los expertos rechazan esa teoría

Publicidad

Durante la madrugada del martes, hora venezolana, partes del país latinoamericano comenzaron a iluminarse de nuevo. Pasaban las 10 horas desde que un apagón masivo dejó sin servicio eléctrico a todos sus 23 estados, literalmente un país a oscuras.

Cuando el sol despuntó, un 40 por ciento de la nación ya tenía fluido eléctrico, pero con intermitencias. El gobiero de Nicolás Maduro informaba sobre “avances” en la reconexión del servicio en al menos 9 regiones. Más tarde, hasta mediodía, 60 por ciento del país ya tenía electricidad, aún sin estabilidad.

Publicidad

La empresa estatal Corpoelec, la proveedora a escala nacional, daba cuenta de que la capital Caracas recuperó el 100% del servicio durante la madrugada. Pero durante toda la jornada del martes, la ciudad vio cómo varias de sus zonas urbanas quedaban de nuevo desconectadas.

Publicidad

La conectividad a internet se ha convertido en uno de los indicadores de la presencia o no de electricidad. Cuando el apagón del lunes a las 4:45 pm, se registró un derrumbe de las conexiones a la red de hasta 94%. A mediodía del martes, aún no se superaba el 60% de conectividad, según el observatorio NetBlocks.

Los hospitales de Caracas contaban con plantas eléctricas que funcionaron correctamente, a diferencia del sistema subterráneo Metro que debió mantenerse cerrado. No obstante, en centros de salud grandes como el pediátrico J.M. de los Ríos y el emblemático Hospital Universitario se suspendieron todas las cirugías electivas y se dejó activas solo la atención de emergencias. En este último recinto, dos pacientes estaban en quirófano cuando se fue la luz en lunes y los médicos finalizaron las intervenciones con las lámparas de la sala de operaciones, que aún estaban cargadas. No se registraron fallecidos a causa de la falla eléctrica en ningún hospital.

A la banca se le ordenó reducir sus operaciones hasta las 2 de la tarde y el día transcurrió sin actividades académicas o laborales. Este miércoles tampoco habrá “normalidad”, además porque es día festivo.

Publicidad

La narrativa oficial continuó insistiendo en que la causa fue un “ataque electromagnético”, pero expertos han desestimado esa justificación. Paulino Betancourt, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería, explicó que un “ataque” como el que argumenta el chavismo solo es “ciencia ficción”.

Detalló el experto que una agresión por “pulsos electromagnéticos” solo sería posible “a través de la detonación de una ojiva nuclear a gran altura” y “a través de una supertormenta solar natural, conocida como perturbación geomagnética (PGM), que tiene alrededor de un 10% de posibilidades de ocurrir cada década, según la NASA”.

La diputada Nora Bracho, presidenta de la Comisión de Servicios de la Asamblea Nacional, afirmó que una falla, por falta de mantenimiento y precariedad del sistema, afectó la línea troncal 765 kV que surte desde la hidroeléctrica Guri al resto del territorio. La tesis es la misma que ha dado el ingeniero Winston Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, y por la cual Diosdado Cabello, el segundo hombre del chavismo, ha ordenado perseguirlo pues “sabía previamente sobre el nuevo ataque”