Javier Camacho, en espera de llegar a Katmandú para salir hacia España

Javier Camacho, uno los dos montañeros españoles que se encontraban en el campo base del Everest cuando se produjo un terremoto en Nepal de 7,9 grados en la escala de Richter, se encuentra en la localidad de Lukla tras haber sido evacuado del campo base del Everest y espera poder volar a Katmandú. "Esta mañana hemos sido evacuados del campo base del Everest y ahora me encuentro en Lukla en espera de poder volar a Katmandú", señaló a Efe Radio Camacho, quien se encuentra en buen estado y tan solo afectado "por una pequeña herida en la mano".

Camacho ha subrayado que la situación en la zona de alpinistas afectada por el terremoto es complicada porque "hay mucha gente en los campos de altura y los caminos están afectados", aunque se están realizando según el montañero turolense "viajes para bajar a esa gente".

Además, Camacho pudo comprobar en el vuelo hacia Lukla "poblaciones afectadas por aludes de rocas que afectan a sus vías de comunicación".

"Esperamos ir hoy a Katmandú, o mañana. Tengo contacto con 4 españoles, ahora algunos están bajando a Lukla. Las personas que conocía de esta zona no tenían problemas", señaló Camacho.

El asturiano Ricardo Fernández, otro de los españoles afectados, decidió ayer desplazarse por su cuenta a Lukla, camino que andando puede costar 6 días a pié.