Actualidad

Kaczynski gana el Parlamento, pero sufre una derrota en el Senado

La derrota en el Senado empaña la mayoría absoluta lograda por el PiS en la Cámara Baja de Polonia. Kaczynski ha reconocido que podría haber “retrasos” en la “agenda legislativa”

La derrota en el Senado empaña la mayoría absoluta lograda por el PiS en la Cámara Baja de Polonia. Kaczynski ha reconocido que podría haber “retrasos” en la “agenda legislativa”

Publicidad

Sin sorpresas, los resultados oficiales corroboraron la arrolladora victoria del partido de Jaroslaw Kaczynski, Ley y Justicia (PiS) en Polonia. Con el 100% del voto escrutado los ultraconservadores del PiS lograron una mayoría absoluta en el Parlamento con 235 escaños, -se logra una mayoría con 231-. La Coalición Ciudadana (KO) consiguió 134 diputados; seguidos por Lewica (Izquierda), los otros grandes triunfadores de la noche al volver a entrar al hemiciclo después de una legislatura sin representación parlamentaria, con 48 escaños. Entra también el Partido Campesino/Kukiz15 con 30 puestos y la formación ultraderechista Confederación con 11 representantes.

El pasado domingo los ciudadanos polacos también estaban llamados a elegir a 100 senadores. El PiS también logró una victoria, pero no tan abultada como la del Parlamento. Aunque el partido de Kaczynski tendrá un mayor número de senadores, 49 en total, la oposición unida tendrá tres representantes más al incorporar a tres senadores independientes, más cercanos al centro derecha. Los puestos clave del Senado se decidieron en Varsovia, donde dos candidatos del PiS perdieron su banco por menos de trescientos votos.

Publicidad

Con la nueva composición del Senado la oposición ha ganado una pequeña batalla ya que desde aquí será capaz de obstaculizar la creación de leyes que provengan del Parlamento. También tiene la potestad de adoptar enmiendas a leyes que se encuentren en proceso de aprobación. Los senadores también nombran a un miembro del Consejo Nacional de Radiodifusión.

Publicidad

El propio líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, ha reconocido que la derrota en el Senado podría provocar “retrasos” en la “agenda legislativa” del Gobierno.

El partido oficialista ganó en la Silesia, en la cuenca minera. En el este del país y en las zonas rurales del suroeste. La KO y sobre todo Lewica cosecharon votos en las grandes ciudades, una gran mayoría de los candidatos de estos últimos no superan la treintena y se presentaron ante los ciudadanos como la antítesis de un político. Con el ecologismo como bandera el número uno y la número dos de Lewica por Cracovia son dos jóvenes que no superan los 35 años.