La cámara de un coche graba el atropello a una niña china

La Policía considera culpables a los padres de la menor por haberla descuidado

Instante en que la niña es atropellada
Instante en que la niña es atropellada

La Policía da la razón al conductor. No fue su culpa, sino la de los padres por descuidar a la pequeña y casi provocar una tragedia.

La cámara de un coche graba un atropello en China. Es una niña de cuatro años que nada más ser arrollada se levanta y sale corriendo. Su madre grita al conductor y va a recogerla. Comprueba que todo esté bien. Apenas tiene unos rasguños. El conductor declara que no le dio tiempo a frenar porque pasó muy rápido, y que solo se dio cuenta de que era una niña cuando ya había ocurrido. La Policía le da la razón. No fue su culpa, sino la de los padres por descuidar a la pequeña y casi provocar una tragedia, si no fuera porque algunos niños son de goma.