La Policía francesa detiene a nueve islamistas radicales

Dos grupos de extrema derecha anuncian su disolución

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La Policía gala detuvo ayer en el sur de Francia a tres presuntos terroristas, dos hombres y una mujer, vinculados al yihadismo radical, según informó el ministro del Interior francés, Manuel Valls. Los arrestos se produjeron tan sólo un día después una redada contra otros seis presuntos yihadistas en la región metropolitana de París.

Las autoridades francesas investigan ahora si los tres detenidos de ayer participaban en una trama de financiación para entrenar a milicianos en el extranjero. Además, según informa el diario «Le Parisien», se sospecha que preparaban varias acciones terroristas en territorio francés. Dos de ellos formaban parte de una célula islamista que planeó en el año 2000 un atentado contra un mercado navideño frente a la catedral de Estrasburgo. De edades comprendidas entre los 22 y los 38 años, los seis detenidos estaban fichados como delincuentes comunes. No obstante, ahora son sospechosos de «formar parte de una célula terrorista islamista» que planeaba «cometer otros robos a mano armada», según la fuente próxima de la investigación de la policía antiterrorista citada por el diario galo. En concreto, preparaban «actos terroristas contra personalidades en Francia», informa Efe. Por otra parte, el grupúsculo francés de extrema derecha conocido como «Tercera Vía» y las «Juventudes Nacionalistas Revolucionarias» (JNR), que el Gobierno tenía en el punto de mira, anunciaron ayer su disolución. El ejecutivo galo había anunciado su intención de acabar con todos los grupos de inspiración fascista y neonazi a principios de junio, después de que la muerte del militante de izquierdas Clément Meric, provocada por miembros cercanos a esos movimientos, conmocionó a la sociedad francesa. El altercado que acabó con el fallecimiento de Méric se produjo en el centro de París y el presunto responsable del golpe mortal, Esteban Morillo, era un cabeza rapada nacido en Cádiz.