Actualidad

La Unión Europea y Reino Unido acuerdan un Brexit ordenado

Juncker pide a las capitales europeas que refrenden esta tarde el acuerdo tras tres años de tortuosas negociaciones

La UE y Reino Unido han logrado hoy un acuerdo para lograr un Brexit pactado tras unas maratonianas negociaciones. El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP) ya ha manifestado su oposición.

Publicidad

Fumata blanca. Habemus acuerdo del Brexit. Tras una semana de tensiones y dimes y diretes los negociadores británicos y europeos han dado luz verde a un acuerdo del que se desconocen todavía los detalles pero que supone una solución de emergencia para Irlanda del Norte y el establecimiento de una frontera aduanera entre las dos islas, en el Mar de Irlanda.

De esta manera se evita una frontera dura en el Ulster, tal y como exigen los Acuerdos de Viernes Santo para que no vuelva la violencia a la región. Una solución muy parecida a la idea primigenia de Theresa May y que acabó fracasando debido al veto de los unionistas británicos. Pero a veces parece que las segundas oportunidades funcionan.

A pesar del rechazo esta misma mañana de los socios de gobierno de Boris Johnson, el partido unionistas irlandés, el acuerdo entre Bruselas y Reino Unido ha llegado. Así lo ha anunciado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a través de las redes sociales.

Publicidad

Por la tarde, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó que los líderes de los Veintisiete han dado luz verde al acuerdo. En este documento común de los Veintisiete no se aborda la posibilidad de extender el plazo para la retirada de Londres de la Unión en caso de que el pacto no logre el respaldo de Westminster. Ahora “la pelota está en el tejado británico” para la ratificación de acuerdo en la Cámara de los Comunes, señaló Tusk.

Publicidad

En una rueda de prensa después de que los jefes de Estado y de Gobierno diesen su bendición al acuerdo, Tusk ha explicado que la parte europea está preparada para ratificarlo a tiempo y, por tanto, todo depende de Reino Unido y el voto en la Cámara de los Comunes.

"Estamos preparados para la ratificación logísticamente, políticamente y técnicamente. La pelota está en el tejado de Reino Unido", ha afirmado el político polaco.

En concreto, los jefes de Estado y de Gobierno han aprobado un documento en el que respaldan la nueva versión del acuerdo de divorcio pactada entre la Comisión Europea y el Gobierno de Boris Johnson y además aprueban la declaración política que establece el marco para la futura relación entre ambas partes.

Esta declaración incluye cambios que rebajan la ambición del futuro acuerdo, aunque la UE sostiene que el mínimo será un acuerdo de libre comercio y que el nivel de ambición dependerá de las condiciones.

Publicidad

El visto bueno por parte de los líderes europeos abre la puerta al proceso de ratificación tanto en la Cámara de los Comunes como en el Parlamento Europeo. Las dos instituciones deben aprobar el texto y el último paso formal lo darían de nuevo los estados miembro por mayoría cualificada.

La UE a 27 ha dado a Johnson la oportunidad de compartir el punto de vista británico en un debate a puerta cerrada que ha durado menos de media hora y en el que algunos de los líderes europeos han preguntado al primer ministro de Reino Unido qué pasaría si el Parlamento británico tumba el acuerdo, según fuentes comunitarias.

Antes, en una declaración ante los medios, el primer ministro británico había instado a la Cámara de los Comunes a "unirse para cumplir"el Brexit "sin más retrasos"y, en una rueda de prensa posterior, ha remarcado que Reino Unido sale de la UE como "un país unido".

En caso de que hoy llegue la luz verde, se espera que los embajadores europeos se reúnan de manera extraordinaria este mismo domingo para que el Parlamento Europeo pueda refrendar el acuerdo antes del 31 de octubre. Bruselas también estará muy pendiente de lo que suceda en Westminster este sábado. Todavía no está claro si Boris Johnson tiene los acuerdos necesarios o si, como Theresa May, acabará tropezando con la piedra del Parlamento británico.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este jueves que ha conseguido un "nuevo"y "gran"acuerdo para una salida ordenada de Reino Unido de la Unión Europea (UE). En su cuenta de la red social Twitter, el jefe del Gobierno conservador señaló que ahora el Parlamento británico tiene que aprobarlo el próximo sábado en una sesión extraordinaria.

"Tenemos un gran y nuevo acuerdo con el que asumimos otra vez el control (del país). Ahora el Parlamento debería cumplir con la salida el sábado para poder pasar a otras prioridades, como el coste vida, el NHS (sanidad pública), los delitos violentos y nuestro medioambiente", escribió el primer ministro en Twitter. Johnson, que hoy viaja a Bruselas para la cumbre europea, firmó su tuit con la frase "cumplir con el brexit/asumir el control".

En cualquier caso, no se puede cantar aún victoria. De hecho, tal y como está el panorama ahora en Westminster, se antoja sumamente complicado que Boris Johnson pueda ratificar en última instancia en Londres. Los norirlandeses del DUP - socio del Gobierno Tory en minoría- ha comunicado que no respaldará el pacto, ya que pone en peligro la unidad del Reino Unido al imponer una frontera en el Mar de Irlanda a fin de evitar la división “dura” con la Republica de Irlanda que pusiera en peligro La Paz en el Ulster.

Sin el respaldo del DUP, el Gobierno necesita más que nunca el apoyo de oposición laborista, pero Jeremy Corbyn ya ha dicho que este acuerdo es aún peor que el cerro la ex “premier” Theresa May, que fue rechazo hasta en tres ocasiones en la Cámara Baja.

-Irlanda y Westminster, los últimos escollos

-Esta vez sí

-La euforia de las bolsas se modera

-Michel Barnier: el francés que domó a la City

La nota del líder "tory"se conoció después del anuncio de Juncker. El primer ministro británico, determinado a cumplir con el Brexit el 31 de octubre, tendrá que presentar el pacto en los Comunes para que lo apruebe en una sesión que se espera sea convocada este sábado.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, y otros líderes europeos ya se habían mostrado ayer optimistas sobre un acuerdo del Brexit antes del comienzo este jueves de la cumbre europea. En los últimos días, las negociaciones entre Londres y Bruselas habían recibido un impulso positivo después de la reunión que Varadkar y Johnson celebraron el pasado jueves en Inglaterra. Johnson dijo que prefiere estar "muerto en una zanja"antes que pedir un retraso del Brexit, pero está obligado por la llamada "Ley Benn"a solicitarlo si no hay un pacto para este sábado.

La cotización de la libra esterlina respondía con fuertes subidas en su cotización a la confirmación del acuerdo, que aún deberá ser ratificado por el Parlamento británico y el Parlamento Europeo. De este modo, el cambio de la moneda británica frente al dólar escalaba hasta los 1,2988 dólares, tras cerrar el miércoles en 1,2830 dólares, su nivel más alto desde mediados del pasado mes de mayo. Pero después, según han surgido las reticencias de irlandeses y laboristas, libra e índices han caído.

En España, el Ibex 35 se ha dado la vuelta a media sesión y subía cerca del 1%, situándose a las puertas de los 9.500 puntos, tras alcanzarse un acuerdo sobre el Brexit que debe ser refrendado por el Parlamento británico y el europeo. En concreto, el selectivo avanzaba un 0,87% a las 11.45 horas y se situaba en los 9.468 enteros, nada más conocerse la noticia que daría lugar a un Brexit ordenado.

Te puede interesar:

¿Qué diferencias hay entre el acuerdo de Johnson con la UE y el de May?