Libertad bajo fianza para tres de los activistas rusos del barco de Greenpeace

Fotografía facilitada por la organización ecologista Greenpeace que muestra a la activista rusa Ekaterina Zaspa entre rejas en el Tribunal de Primorskiy de San Petesburgo (Rusia) hoy, lunes 18 de noviembre de 2013.
Fotografía facilitada por la organización ecologista Greenpeace que muestra a la activista rusa Ekaterina Zaspa entre rejas en el Tribunal de Primorskiy de San Petesburgo (Rusia) hoy, lunes 18 de noviembre de 2013.

El fotógrafo ruso Denís Siniakov, que trabajaba en el buque de Greenpeace "Arctic Sunrise", y el periodista y activista Andrei Allakhverdov, han sido liberados hoy bajo fianza por el tribunal de San Petersburgo que lleva el caso de los 30 activistas detenidos, informó la organización ecologista.

La decisión de liberar a ambos se produjo unas horas después de que el mismo tribunal adoptara una medida similar con Ekaterina Zaspa, la doctora rusa del rompehielos.

Ella fue la primera de los 30 activistas encarcelados en Rusia que obtuvo la libertad bajo fianza, y tanto a Zaspa como a Siniakov se les impusieron sendas fianzas de 2 millones de rublos (46.000 euros).

Los tres miembros de la tripulación del 'Arctic Sunrise' son de nacionalidad rusa. Una portavoz de Greenpeace ha indicado que podrán salir de prisión tan pronto como se realice la transferencia de la fianza, según ha informado la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

Esta mañana, la Justicia rusa comenzó a prolongar por tres meses la detención preventiva de los tripulantes del rompehielos "Arctic Sunrise", detenidos desde hace casi dos meses por protestar contra la explotación del Ártico ruso.

El Tribunal prolongó hasta febrero la custodia del primero de los activistas, el australiano Colin Russel, según dijo a Efe la portavoz de Greenpeace, Yulia Prónina.

Mañana, martes, el tribunal continuará estudiando los casos del resto de los activistas.

El Tribunal Primorski de San Petersburgo tiene hasta el 24 de noviembre para prolongar la custodia de los detenidos, ya que es entonces cuando expira el arresto preventivo ordenado en septiembre por el tribunal del puerto de Múrmansk.

En esa ciudad ártica estuvieron encarcelados los ecologistas hasta el 12 de noviembre, cuando fueron trasladados a San Petersburgo.

El pasado viernes el Comité de Instrucción de Rusia adelantó su intención de prolongar la medida cautelar contra los tripulantes del buque, que son acusados de gamberrismo por intentar encadenarse a una plataforma flotante del consorcio energético ruso Gazprom.

Los tripulantes del "Arctic Sunrise"proceden de Rusia, EEUU, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.