Tintori: «Sé que a Leopoldo le ha pasado algo. Maduro y Cabello son inhumanos»

Apostada frente a la cárcel de Ramo Verde, exige visitar al líder de Voluntad Popular ante la alarma desatada por los rumores sobre su estado de salud.. Para la activista de derechos humanos el vídeo difundido por el chavismo como «fe de vida» es una «farsa» y cada minuto que pasa aumenta su angustia. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, intervino ayer para reclamar que se permita la entrada de los familiares

La esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, a las puertas de la prisión de Ramo Verde donde está encarcelado el opositor
La esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, a las puertas de la prisión de Ramo Verde donde está encarcelado el opositor

Apostada frente a la cárcel de Ramo Verde desde las 11:00 de la noche del miércoles, Lilián Tintori exige visitar al líder de Voluntad Popular ante la alarma desatada por los rumores sobre su delicado estado de salud.

La familia de Leopoldo López ya se ha acostumbrado, lamentablemente, a que el «dictachavismo» les prohíba ver al opositor en la cárcel de Ramo Verde cuando el régimen se ve asfixiado por la presión popular. Sin embargo, lo ocurrido en la madrugada de ayer subió un peldaño en la amenaza del Gobierno de Nicolás Maduro a la integridad del líder de Voluntad Popular. «Leopoldo López ingresó en el hospital sin signos vitales», añadía en las redes sociales el periodista venezolano Leopoldo Castillo afincado en Miami. «Ha sido trasladado a un hospital militar en condición muy grave», denunciaba el senador republicano de Estados Unidos Marco Rubio. En Caracas se hizo el silencio. La esposa del preso político, Lilian Tintori, se dirigió de inmediato al centro hospitalario, pero no le ofrecieron ninguna información, así que optó por instalarse junto a su nuera, Antonieta, frente a la prisión militar hasta conseguir una prueba de vida de su esposo. Mientras, entre risas, Diosdado Cabello decía en televisión que «al monstruo de Ramo Verde [como se dirige a López] no le ha hecho nada», y que es su propia familia «quien quiere envenenarle». A continuación se emitía un vídeo del preso en el que supuestamente confirmaba su buen estado de salud. «Es un montaje, una manipulación, ese vídeo no demuestra nada. Tengo derecho a visitarle», reclama Tintori a LA RAZÓN en una entrevista telefónica desde la puerta del centro penitenciario de máxima seguridad. A la protesta de la activista se suma la del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que ayer exigió «visitar a Leopoldo López amparado en los compromisos que Venezuela tiene vigentes con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos».

–¿Qué veracidad otorga a las afirmaciones de Marco Rubio y Leopoldo Castillo? ¿Está o ha estado la salud de su esposo en peligro?

–Leopolodo está preso y lo pueden matar en cualquier momento. Es un miedo que siempre está ahí porque el régimen chavista es inhumano. Mire, si se llevan por delante a manifestantes con las tanquetas, si nos disparan a los venezolanos sin miramientos a quemarropa..., qué no podrán hacerle a él. Pero yo me mantengo firme. Ésta no es una lucha por mí, sino por mis hijos, por los hijos de Venezuela y por nuestro futuro. Sé que algo le han hecho a mi esposo, algo le ha ocurrido y quiero verle. Necesito verle.

–Lleva apostada frente a la cárcel de Ramo Verde desde el miércoles a las once de la noche. ¿No le han dado ninguna información?

–Ninguna. Y lo peor es que ni siquiera sé si está aquí, en Ramo Verde. Como le tienen incomunicado nadie sabe nada de él salvo el Gobierno de Maduro. Tampoco sé nada sobre su estado de salud. Llegué el miércoles por la noche y sigo aquí frente a un piquete de 22 militares con escudos. El director de la cárcel no da respuestas. Nos ignoran. Necesitamos verle y oírle preguntarle qué está pasando y qué le ha pasado durante estos 30 días que no nos han dejado visitarle.

–¿En qué se basa para afirmar que el vídeo de Leopoldo difundido por el chavismo es falso? ¿Cree que ha sido manipulado?

–Por su puesto. Es una farsa total. Se aprecian cortes, no dice el año..., todo lo que venga del régimen de Maduro y Cabello es falso. Si él está bien, ¿por qué no nos dejan verle? Necesitamos hablar con él. Puede ser un vídeo que haya sido grabado hace meses...

–¿Por qué les privan de las visitas? ¿Es un chantaje?

–Esto lo hacen como sanción y castigo político por la llamada de Leopoldo a realizar protestas pacíficas para defender sus derechos, para restaurar la democracia y la libertad de nuestro país. Leopoldo dijo que luchemos contra la dictadura y el pueblo le ha respondido. Ahora estamos en las calles y no vamos a dejar de hacerlo.

–Usted ha intentado dialogar con los soldados que custodian la entrada de Ramo Verde. ¿Qué argumentos le dan?

–No responden. Yo les digo que es hora de que el militar baje el arma que se ponga del lado del pueblo. El 83% de los venezolanos queremos una democracia. Les digo que estamos ante el rescate de la democracia, que esto es una lucha moral y espiritual. Hoy tendré que explicar a mis hijos por qué no dormí en casa con ellos. Ellos están preocupados, pero son unos niños fuertes. Yo les cuento todo lo que ocurre porque así me lo ha recomendado la terapeuta. Deben saber la verdad. Manuela, de 7 años, y Leopoldo, de 4, lloran todas las noches. Esto es lo que les digo a los guardias de Ramo Verde. Y es que lo que están haciendo es un crimen de lesa humanidad que no prescriben, son violaciones de los derechos humanos. Desde aquí hago un llamamiento al ministro de Defensa, que es el responsable de lo que ocurre.

–¿Se rebelará el Ejército contra las órdenes de Maduro en algún momento?

–Lo que está ocurriendo no es sólo responsabilidad de quienes dan las órdenes, sino de quiénes las ejecutan. La represión es brutal, hay muertos, heridos, sólo ayer 400 heridos en Caracas. Ya basta de represión y torturas. Maduro es el dictador que manda al Ejército a su calle a matar a los venezolanos. Él está enviando a venezolanos a morir en las calles. Maduro y Cabello son el binomio de la dictadura. Todos ellos tendrán que dar explicaciones, no ante nosotros, sino ante la historia y los tribunales. Son criminales.

–¿La incertidumbre sobre la situación de Leopoldo podría ser una cortina de humo para desviar la atención de la reforma constitucional que pretende llevar a cabo Maduro?

–Esa reforma constitucional es una farsa porque quieren eliminar el voto popular. No hace falta hacer esto. Lo que hace falta son elecciones generales. Pero el chavismo sabe que a cualquier elección que ser presenten la van a perder. Son minoría. En sus manifestaciones no llenan ni una cuadra. Pese a que son minoría, nosotros defendemos que hay que respetar a todos los partidos políticos, pero las minorías no pueden gobernar a la mayoría e ignorar a la voz del pueblo.