Los jueces no imputan a Christine Lagarde tras 24 horas de interrogatorio

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, fue declarada hoy como "testigo asistido"y no como imputada por los jueces que investigan su gestión desde su anterior puesto de ministra de Fianzas de Francia en un controvertido litigio con un empresario.

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, fue declarada hoy como "testigo asistido"y no como imputada por los jueces que investigan su gestión desde su anterior puesto de ministra de Fianzas de Francia en un controvertido litigio con un empresario.

"Mi condición de testigo asistido no es una sorpresa para mí porque siempre he actuado con arreglo a la ley y a los intereses del Estado", declaró Lagarde a la salida de un interrogatorio que ha durado dos días y casi 24 horas

El Tribunal de Justicia de la República francesa ha dado a la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el estatus de 'testigo asistido' dentro de las investigaciones por el presunto trato de favor de la exministra al empresario Bernard Tapie, según 'Le Monde'.

Dentro del ordenamiento jurídico galo, la consideración de 'testigo asistido' es un paso menor a la imputación, por lo que Lagarde no será investigada formalmente. No obstante, tampoco queda desvinculada por completo de estas investigaciones.

Lagarde ha comparecido durante dos días ante el órgano encargado de los casos de corrupción entre altos cargos del Estado por una supuesta "complicidad en falsificación y malversación de fondos públicos". Se investiga su decisión de recurrir al arbitraje para solucionar un contencioso entre el banco Crédit Lyonnais y Bernard Tapie en relación con la adquisición de la empresa Adidas.

Los hechos sucedieron en 2007, cuando Lagarde decidió recurrir a un tribunal arbitral, --un órgano jurisdiccional privado-- para resolver el litigio entre Bernard Tapie y Crédit Lyonnais que se remitía a principios de los años noventa. Tapie consideraba que sus intereses habían sido lesionados por Crédit Lyonnais, a quien había dado instrucciones para la venta de Adidas.

El tribunal arbitral condenó finalmente en julio de 2008 al Consorcio de Realización (CDR, el organismo público encargado de gestionar los pasivos de Crédit Lyonnais), a pagar 285 millones de euros (400 millones si se le suman los intereses) a Tapie.

Con su decisión de recurrir a este arbitraje, según el CJR, Lagarde se implicó "personalmente"en un caso en el que hubo "numerosas anomalías e irregularidades". La exministra ha justificado siempre este recurso por la necesidad de poner fin un proceso largo y costoso.

A finales del pasado mes de marzo, el FMI reiteró su "confianza"en Lagarde, pocos días después de que la Policía registrara su domicilio en París en el marco del mismo 'caso Tapie', y este jueves el organismo ha repetido este respaldo. El Fondo incluso aseguró que su consejo de administración había sido informado de este asunto antes de la designación de Christine Lagarde como directora, en julio de 2011, tras la dimisión forzada de su antecesor, Dominique Strauss-Kahn, también francés y conocido rival político del expresidente Nicolas Sarkozy.