Internacional

Macri y Bolsonaro firman su alianza contra Venezuela

Ambos presidentes reiteraron una renovada crítica al régimen de Nicolás Maduro y exigieron la restitución de la democracia en Venezuela.

Ambos presidentes reiteraron una renovada crítica al régimen de Nicolás Maduro y exigieron la restitución de la democracia en Venezuela.

Publicidad

Una foto que en plena campaña electoral donde la izquierda gana terreno y el gobierno se debilita, podría no beneficiar al presidente Mauricio Macri. Ayer el mandatario brasilero Jair Bolsonaro se reunió en la Casa Rosada, Buenos Aires, con su homólogo argentino, donde se estrecharon la mano sonrientes.

Bolsonaro, quien también sigue perdiendo popularidad, representa a la derecha más retrograda del continente, con leyes polémicas que no consiguen atravesar “la muralla” del Congreso. Es una instantánea por tanto, de dos mandatarios que buscan aferrarse al poder, pero que actualmente se encuentran en sus horas más bajas. Que la imagen de Macri, mucho más moderado que su compañero, quede “pegada” a la de Bolsonaro, será utilizado por la oposición en su contra.

Sobre la mesa una agenda amplia con acuerdos bilaterales en materia de seguridad, defensa, energía y comercio sumado a la fuerte apuesta común por reformular la estructura completa del Mercosur y las renovadas críticas a Venezuela.

Macri recibió a Bolsonaro con una guardia militar de honores. El presidente brasileño estará por unas pocas horas en la Argentina, por lo que no se realizará una sesión en el Congreso en su honor, como es habitual con las visitas de Jefes de Estado –el actual Rey de España también recibió recientemente en Buenos Aires tales honores- Hacia el mediodía Macri y Juliana Awada agasajaroj al presidente Bolsonaro y a la primera dama brasileña, Michelle Bolsonaro, con un almuerzo en el Museo Casa Rosada durante el cual ambos jefes de Estado.

Publicidad

Entre los acuerdos ya cerrados se encuentra uno muy relevante relacionado con bioenergía y biocombustibles que apunta a potenciar la cooperación y el comercio conjunto entre ambos países en estos productos.

La firma de un acuerdo de cooperación e intercambio de experiencias en materia de planificación territorial e infraestructura; una declaración de intención y cooperación en industria para la defensa que prevé a la vez ejercicios conjuntos de las Fuerzas Armadas de ambos países y un acuerdo entre los Ministerios de Seguridad para “reforzar la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo” en las fronteras además de un trabajo conjunto de las policías de Brasil y Argentina para frenar la violencia generada en el marco de eventos deportivos.

Publicidad

Por otra parte, que ambos presidentes reiteraron una renovada crítica al régimen de Nicolás Maduro y exigieron la restitución de la democracia en Venezuela. Sobre el papel también quedó reflejada la intención de que Brasil y Argentina intensifiquen la ayuda humanitaria al pueblo venezolano.

Si bien Argentina y Brasil se encuentran en el grupo de Lima que rechaza al actual régimen de Nicolás Maduro y reconoce como legitimo al presidente interino, Juan Guaidó, ninguno de las dos potencias sudamericanas se atreve a tomar medidas rotundas contra el gobierno chavista. Por ahora lo único que promueven es un cordón sanitario hacia Venezuela –que solo ha podido entrar por Brasil- y facilitar la llegada de venezolanos a los respectivos países.

De hecho ambos mandatarios han rechazado la intervención militar frenando los pasos de EEUU, que no ve respaldo alguno en sus socios latinos y europeos. Aunque Mauricio Macri empezó siendo el principal socio ideológico de Donald Trump en el Cono Sur, poco después Jair Bolsonaro y el colombiano Iván Duque Márquez, acabaron destronando al argentino. Duque es de hecho quien mantiene posturas más radicales sin descartar el uso de la fuerza para rescatar a Venezuela. Mucho se especuló sobre si las tropas estadounidenses podrían entrar por territorio colombiano, debido a las numerosas bases con las que cuenta en este país. En cualquier caso si el próximo octubre Cristina Kirchner –aunque sea como Vicepresidenta- vuelve al poder, el apoyo hacía su “amigo Maduro”, como varias veces los catalogó, estará sellado y el régimen chavista ganará un importante aliado en su zona.

A este respecto así comenzaba su discurso Jair Bolsonaro, después de la reunión bilateral en Casa Rosada con Mauricio Macri. “Mi hermano, tenemos prácticamente los mismos ideales”. “Queremos lo mejor para nuestros pueblos, toda América del Sur está preocupada en que no haya nuevas Venezuela en la región”.

En sintonía el jefe de Estado brasileño respaldaba a Macri de cara a las próximas elecciones e instaba al pueblo argentino a tener “más responsabilidad, más razón y menos emoción” en las urnas. Alianzas peligrosas en tiempos adversos.