La guerra ficticia de Maduro contra Colombia

El presidente venezolano confirmó el despliegue de tropas en la frontera y la puesta en marcha de un sistema de misiles

El presidente venezolano confirmó el despliegue de tropas en la frontera y la puesta en marcha de un sistema de misiles

Nicolás Maduro sopla vientos de guerra. Lo hace con fruición, con el impulso de quien afirma que Colombia es una amenaza militar para Venezuela, que el gobierno de Iván Duque pretende generar un conflicto armado en la zona fronteriza. Es su respuesta a las incesantes acusaciones que ha recibido desde la Casa de Nariño de encabezar un régimen que ampara a grupos terroristas como el Ejército de Liberación Nacional y las ahora reagrupadas guerrillas de las FARC.

El gobernante chavista ha ordenado a sus militares "desplegar el sistema misilístico de defensa antiaérea, de defensa terrestre, blindada, vamos a desplegarla del 10 al 28 de septiembre", tiempo en el que se realizarán ejercicios militares fronterizos, dijo el miércoles.

Maduro ha declarado, además una alerta naranja, pues cree que Duque "tiene un plan de provocación, un falso positivo para el mes de septiembre, con el que pretende agredir territorio venezolano para ir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a armar un show político barato a costa de un conflicto armado".

El presidente de Colombia, Iván Duque, respondió que el régimen de Nicolás Maduro no debe salir con "bravuconadas" y le aconsejó preocuparse por "darle comida"al pueblo de Venezuela. Desde Barranquilla aseguró que el suyo es un país que "respeta siempre la territorialidad de otras naciones".

Duque reiteró que el régimen de Maduro protege a los cabecillas de la guerrilla ELN al igual que a los mandos de la desmovilizadas FARC que abandonaron el proceso de paz y retomaron las armas. "Nicolás Maduro está protegiendo en su territorio a terroristas colombianos, a todos los cabecillas del ELN". Añadió que también ampara a los jefes de las FARC, una denuncia que ha isdo elevada a La Haya y a la ONU.

Entre Venezuela y Colombia no hay relaciones diplomáticas desde febrero pasado cuando Bogotá reconoció a Juan Guaidó, el opositor presidente del parlamento, como mandatario legítimo del país petrolero. El legislativo esta semana ha condenado que Maduro proteja a terroristas colombianos y ha exigido a la Fuerza Armada actuar para "expulsarlos"del territorio.

Maduro es el único que sopla vientos de guerra entre ambas naciones. La anunciada "Alerta naranja", de hecho, no existe. Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano que hace seguimiento a temas militares, explica que tal concepto operativo no está contemplado en manual alguno. "Puede que salgan los altos funcionarios con un desarrollo sobre esta alerta, para no hacer quedar mal a Maduro", ha dicho.

El primero en hacerlo fue Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, quien habló de un "estado de vigilancia"de los uniformados pero también de la población, sin dar más detalles.

El poderío militar de ambas naciones es similar. El ranking Global Fire Power ubica a Colombia en el puesto 45 y a Venezuela en el 46 entre los 136 potencias militares del mundo, aunque el primer país más que triplica la cantidad de soldados (511.550) con respecto a su vecino (123.000), y lo duplica en cantidad de aviones de guerra, aunque Venezuela tiene más aeronaves de combate.

El ELN y las FARC tienen presencia en territorio venezolano. El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, dijo en mayo de 2019 que entre el 45 y 47 por ciento de la guerrilla del ELN está en Venezuela, incluyendo a los cabecillas de la dirección nacional.

La organización InSight Crime ha documentado que el ELN se dedica a contrabando de gasolina y ganado, cobro de extorsiones, distribución de comida subsidiada del programa oficial CLAP, mantener emisoras de radio, reclutar niños y adolescentes, narcotráfico y minería ilegal, entre otras actividades.

En el caso de las FARC, las autoridades colombianas creen que el video con el cual Iván Márquez (Luciano Marín Arango) anunció la vuelta a las armas fue registrado en Venezuela, donde se ha dicho permanece alias Jesús Santich (Seuxis Hernández), otro de los cabecillas. El propio Nicolás Maduro dijo que esperaba que Santrich participara de la edición del Foro de Sao Paulo que se desarrolló en Caracas en julio pasado.