México cerca a las mujeres de «El Chapo»

El juez interroga a la diputada que mantuvo una relación con el narco y acelera la investigación sobre la actriz Kate del Castillo.

Lucero Sánchez, tras ser detenida
Lucero Sánchez, tras ser detenida

El juez interroga a la diputada que mantuvo una relación con el narco y acelera la investigación sobre la actriz Kate del Castillo.

Tiene 26 años, pelo rubio cobrizo y un escaño en el Congreso de Sinaloa por el conservador Partido de Acción Nacional (PAN), que gobierna ese Estado, la cuna y bastión del cártel de Joaquín Guzmán, «El Chapo». Lucero Sánchez López sería, según todos los indicios, otra de las mujeres del narcotraficante y una de sus aliadas políticas. La Procuradora General de la República (PGR), Arely Gómez, la acusó de haber pasado la Nochevieja con el delincuente aún prófugo, y la citó a declarar.

La diputada panista había estado en el punto de mira de la Justicia mexicana desde la fuga del jefe del cártel de Sinaloa, el pasado 11 de julio. Al revisar todas las visitas que recibió éste en la prisión, se detectó que una joven le había estado visitando con una identificación falsa. Esta joven sería la diputada, con quien, según publicaron los medios mexicanos, tendría una relación sentimental con «El Chapo», quien incluso habría financiado su campaña electoral. Sánchez López pronto salió al paso y negó cualquier vínculo con el narcotrafi-cante. «No soy novia, ni conozco, ni me interesa conocer a otra persona, mucho menos si es parte de la delincuencia organizada», afirmó en julio.

Pero, según las filtraciones del expediente de investigación a la cadena mexicana Televisa, uno de los guardias de la prisión informó a las autoridades de que, el 4 de septiembre de 2014, Lucero Sánchez, que en ese momento estaba embarazada, acompañó al abogado de «El Chapo» al penal, donde los tres conversaron sobre la cesión de algunos bienes patrimoniales del delincuente hacia ella y sobre la conveniencia de que diera a luz en Estados Unidos. Ahora la procuradora Arely Gómez asegura que la diputada siguió viendo a Guzmán después que éste escapase de la prisión y que el delincuente pasó la Navidad con su familia civil y ya el fin de año con la joven política.

El miércoles, Sánchez López renunció a su partido –aunque no a su escaño– en una carta pública donde acusa al Gobierno federal de «mediatizar con escándalo». A las pocas horas fue detenida y trasladada a Ciudad de México, donde al cierre de esta edición seguía declarando como probable responsable del delito de uso de documentos falsos y también en calidad de testigo por la evasión de Joaquín Guzmán. Como diputada tiene inmunidad, así que una vez acaben los interrogatorios podrá irse, pero deberá permancer en la ciudad durante 40 días. Para llevarla a juicio, se necesitaría que el Congreso estatal, por mayoría absoluta, aprobase el desafuero.

Mientras, la actriz Kate del Castillo informó a PGR que comparecerá el lunes ante el Ministerio Público Federal en el consulado de México en Los Ángeles.