Mohamed Javad Zarif: «Existe un consenso en Teherán sobre la necesidad de alcanzar un buen acuerdo»

Entrevista a Mohamed Javad Zarif / Ministro de Asuntos Exteriores iraní. «Hemos desarrollado un programa nuclear pacífico que no vamos a abandonar», asegura el ministro iraní

La Razón
La RazónLa Razón

El ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, abrió ayer su gira europea en Madrid tras el acuerdo preliminar de Lausana. Es uno de los grandes protagonistas de la negociación nuclear. Cree que el acuerdo «está cerca si existe voluntad política para avanzar hacia el entendimiento en vez de hacia la coacción». Lo dice durante una entrevista conjunta concedida ayer a los principales periódicos españoles.

–El pasado viernes el líder supremo, Ali Jamenei, y el presidente iraní, Hasan Rohani, mostraron una diferencia sobre cuándo deben levantarse las sanciones. ¿Hay discrepancias entre Jamenei y Rohani?

–No. Los dos sostienen que las sanciones deben levantarse. El desacuerdo está en el levantamiento de las sanciones [con el grupo 5+1]. El compromiso sobre la suspensión de las sanciones debe producirse el día de la firma del acuerdo y el levantamiento cuando se implemente el pacto. Debe existir un equilibrio entre las dos partes.

–¿Cómo va el régimen iraní a superar los recelos del sector conservador que está en contra del acuerdo con EE UU?

–Nosotros tenemos nuestro propio debate interno. No somos un Gobierno monolítico. Si el acuerdo respeta nuestra integridad, nuestra dignidad y nuestros logros, la mayoría de la población dará la bienvenida al acuerdo. Aun así, habrá preocupación porque la población iraní en general es escéptica con las intenciones de Estados Unidos.

–¿Como puede borrarse el escepticismo?

–Con la implementación de los compromisos. Si Estados Unidos es capaz de alcanzar y cumplir con un buen acuerdo, entonces puede empezar a desaparecer esta profunda desconfianza mutua. Y esta circunstancia nos permitirá abordar otras áreas. Pero si no se consigue, los escépticos sobre Estados Unidos obtendrán más respaldo entre la población. No obstante, hay un consenso en Irán, todo el mundo quiere un acuerdo, pero un buen acuerdo. Nadie apoya un acuerdo que sacrifique nuestra dignidad o nuestros derechos. Esto significaría cruzar una línea.

–¿A qué derechos se refiere?

–Nuestros derechos son que hemos desarrollado un programa nuclear pacífico y que no vamos a abandonar. Incluso la versión norteamericana del acuerdo reconoce que vamos a seguir manteniendo nuestro programa de enriquecimiento de uranio.

–Si la presión internacional se relaja, ¿puede producirse una mejora de los derechos humanos en el país?

–Todo gobierno debe tomar medidas para mejorar los derechos humanos, aunque hay que tener en cuenta que vivimos en una atmósfera cultural y social distinta.

–España integra el comité de las sanciones en el Consejo de Seguridad. ¿Qué espera de sus amigos españoles?

–Creemos que las sanciones no producen ningún resultado. Nos dirigimos hacia su cancelación y el establecimiento de la cooperación. Creo que Europa va a ganar no sólo económicamente sino también políticamente. Hay enormes posibilidades para las compañías europeas en Irán. Desde el sector turístico hasta el energético. España ha sido uno de los mayores importadores de petróleo iraní y esto puede recuperarse. La cooperación y distensión trae estabilidad y paz. Europa es un ejemplo.

–Netanyahu ha pedido que en el acuerdo se reconozca el Estado de Israel. ¿Es posible?

–No tiene sentido. Incluso el presidente Obama se ha opuesto a ello. Israel no quiere un acuerdo. Considera que un acuerdo supone una amenaza existencial para Israel. Lo utiliza como una cortina de humo para esconder sus crímenes contra los palestinos.

–En noviembre el líder supremo llamó en un tuit a la aniquilación del régimen de Israel. ¿Está el Gobierno de acuerdo?

–Netanyahu ha llamado a la aniquilación del Gobierno iraní durante los últimos años. Nosotros respaldamos una solución democrática.

–¿Pero están de acuerdo con la idea de la aniquilación?

–No, nosotros estamos de acuerdo con una solución democrática. Un régimen que está basado en el «apartheid» necesita ser reemplazado por otro democrático. Pero nosotros no tenemos nada en contra de los judíos.

–¿Qué tipo de ayuda proporciona Irán a la Siria de Bachar al Asad? ¿Ésta incluye el suministro de armamento?

–Nuestros generales están en Siria e Irak como asesores en respuesta a la solicitud presentada por los respectivos Gobiernos. Nosotros estamos en el lado de quienes están luchando contra el extremismo y la violencia en la región. Nosotros nunca hemos respaldado al Daesh [por el Estado Islámico] y no lo vamos a hacer.

–¿Está Irán detrás de los rebeldes hutíes en Yemen?

–Nosotros no respaldamos a nadie en Yemen, respaldamos el acuerdo político. No hay una infraestructura militar en Yemen para ser atacada. Los saudíes están bombardeando objetivos civiles. Los parámetros para una solución deben ser un Gobierno de integración nacional y el respeto a los vecinos, incluido Arabia Saudí. Irán utilizará su influencia para este fin.