Actualidad

Muere Armando Sosa Fortuny, el preso político más antiguo de Cuba

Estuvo 43 de sus 76 años de vida entre rejas por “defender con las armas la libertad que le arrebataron”

Estuvo 43 de sus 76 años de vida entre rejas por “defender con las armas la libertad que le arrebataron”

Publicidad

Armando Sosa Fortuny, que ha estado 43 de sus 76 años de vida entre rejas, lo que le convierte en el preso político que más años ha pasado encarcelado en Cuba, ha muerto este martes en la sala para reos del Hospital Amalia Simoni de Camagüey, según ha informado el Observatorio Cubano para los Derechos Humanos (OCDH), informa Europa Press.

La organización opositora ha condenado “el ensañamiento al que fue sometido”. “Debía haber estado en libertad condicional desde hace mucho tiempo, pero el Gobierno cubano decidió que muriera en prisión y allí murió”, ha lamentado. “Liberar a Armando no era un asunto político, ni siquiera jurídico, era un asunto de humanidad”, ha enfatizado.

El OCDH ha indicado que “su ‘culpa’ fue defender con las armas la libertad que le arrebataron”. “Podemos estar de acuerdo o no con el método que Sosa Fortuny eligió para conseguirla, pero coincidiremos en que 43 años de prisión son demasiados años”, ha considerado.

En cualquier caso, ha incidido el OCDH, “Armando recurrió al ‘supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión’, como expresa la Declaración Universal de los Derechos Humanos”. A este respecto ha recordado las acciones revolucionarias de la actual clase dirigente de Cuba, “todo en nombre de una libertad que luego quebrantaron”.

Publicidad

“Rebelarse contra ese despojo fue su culpa. Y, si esa ‘culpa’ estaba viva para sus carceleros --que también fueron sus jueces--, es la muestra de que los principios que impulsaron a Sosa Fortuny mantienen hoy toda su vigencia”, ha sostenido. Así, el Observatorio ha condenado “el tratamiento cruel que el Gobierno cubano ofrece a los reclusos, especialmente a los prisioneros políticos”.